• La policía chilena ataca a manifestantes durante una marcha antigubernamental en Santiago, 14 de febrero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 15 de febrero de 2020 3:18

La Unión Europea (UE) ha expresado preocupación ante la continuidad de los incidentes violentos durante las masivas manifestaciones cívicas en Chile.

La oficina del Alto Representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, en una conversación telefónica con el canciller chileno, Teodoro Ribera, “ha expresado su preocupación por la respuesta desproporcionada de la Policía y la violencia de ciertos grupos que participaban en las manifestaciones”.

Conforme recoge el viernes el diario local La Tercera, el jefe de la Diplomacia europea reconoce las medidas que ya tomó el Ejecutivo, después de que distintas instancias internacionales emitieran informes denunciando violaciones a los derechos humanos durante protestas sociales, surgidas el 18 de octubre en Chile.

Ambas partes, conforme la nota, acordaron evaluar los mecanismos para intercambiar las mejores prácticas de formación policial sobre acciones y protocolos para restablecer el orden público con pleno respeto a los derechos humanos.

 

Bruselas valora la apertura hacia una investigación tanto interna como por parte de organismos internacionales de derechos humanos, entre ellos la Oficina de la Alta Comisionada para Derechos Humanos de la ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), sobre las diversas denuncias de represión que han derivado en unas 31 muertes.

¿Cómo empezó el estallido social?

El 4 de octubre de 2019, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció el aumento del transporte público de 30 pesos (unos 1,16 dólares), lo que provocó que estudiantes secundarios impulsaran evasiones masivas en el metro. Esa forma de protesta se masificó desde el 18 de octubre y dio lugar a un estallido social en el que salieron a la luz las múltiples demandas del pueblo chileno.

La respuesta del Gobierno fue la represión y la implementación del estado de emergencia. Las movilizaciones y los cacerolazos continúan en todo el país mientras proliferan las denuncias de violaciones a los derechos humanos por parte de Carabineros.

ncl/ctl/nsr/mkh