• El canciller español, José Manuel García-Margallo.
Publicada: domingo, 13 de septiembre de 2015 9:10

El canciller español, José Manuel García-Margallo, dijo el sábado que una declaración unilateral de la independencia de Cataluña sería “una bomba atómica”.

Es obvio que hay una reacción jurídica que es la suspensión de la autonomía (una posibilidad recogida en la Constitución), pero eso es una bomba atómica”, advirtió Margallo durante un programa televisivo emitido por el canal español La Sexta.

Es obvio que hay una reacción jurídica que es la suspensión de la autonomía (una posibilidad recogida en la Constitución), pero eso es una bomba atómica", advirtió el canciller español, José Manuel García-Margallo. 

Asimismo, aseveró que la hipotética declaración unilateral, sin duda, sería declarada nula por el Tribunal Constitucional.

El ministro de Asuntos Exteriores de España aseguró que “la independencia de Cataluña simplemente no es posible”, y acusó al presidente catalán, Artur Mas, de estar invitando “al pueblo catalán a ir hacia un camino sin salida”.

El diplomático español afirmó que “los movimientos secesionistas en Cataluña siempre se han planteado en momentos de debilidad de España”, y que “ahora se plantea porque ha habido una crisis gigantesca que nos ha obligado a todos a apretarnos el cinturón”.

En este contexto, Margallo criticó que Artur Mas no haya dado cuenta de los “recortes” ni de su gestión.

“Lo que no se puede hacer es intentar convertir las elecciones autonómicas en plebiscitarias por detrás”, explicó y predijo que los catalanes perderían aproximadamente un 30 por ciento de poder adquisitivo con la independencia.

En cuanto a la reforma del Tribunal Constitucional propuesta por el gobernante Partido Popular (PP), Margallo subrayó que esa iniciativa fue presentada para “alejar” el artículo 155 de la Carta Magna que recoge la posibilidad de suspender las autonomías total o parcialmente

Esto se produce mientras que el canciller español abogó el jueves por una reforma constitucional y una mejor financiación para Cataluña tras las elecciones del próximo 27 de septiembre.

Madrid ha basado su política sobre Cataluña en el respeto a la legalidad, que impide la realización de un referéndum de autodeterminación y el rechazo a negociar una reforma constitucional exigida por la oposición socialista.

El pasado martes, Mas reiteró que los comicios del 27 de septiembre servirán para plantar las bases de un Estado independiente de España.

Artur Mas, presidente de Generalitat.

 

El 3 de agosto, Mas firmó el decreto que llama a celebrar elecciones parlamentarias regionales el 27 de septiembre.

En las anunciadas elecciones anticipadas convocadas a modo de plebiscito se renovará el Parlament (Parlamento de Cataluña), con 135 escaños. El presidente catalán podrá poner en marcha su proyecto soberanista con 68 legisladores favorables.

Hasta el momento, las encuestas señalan que la suma de candidaturas independentistas Juntos por el Sí (JS) y Candidaturas de Unidad Popular (CUP) obtendrá la mayoría de escaños en el parlamento regional tras las elecciones del día 27.

haj/ctl/mrk

Commentarios