• El secretario político del partido español Podemos, Íñigo Errejón
Publicada: miércoles, 19 de agosto de 2015 1:51

El secretario político del partido español Podemos, Íñigo Errejón, ha declarado este martes que la formación plantea un sistema fiscal propio en la comunidad autónoma de Cataluña.

Errejón ha enfatizado que este modelo supondría que “de lo que se recaude en Cataluña, una parte tendría que ser administrada en Cataluña”.

El número dos de Podemos también ha subrayado que el problema fiscal más grave de esta comunidad autónoma son los más ricos que no pagan impuestos. .

Al insistir en que es necesario avanzar hacia un tipo de reconocimiento particular fiscal en Cataluña, Errejón ha reiterado que lo fundamental que se debe corregir es la relación fiscal entre “una minoría de arriba y una gran mayoría de abajo que sí que paga impuestos”.

Errejón habla de un nuevo sistema fiscal para Cataluña, donde el gobierno local presentó en julio un modelo tributario semejante al australiano y al sueco que aplicaría después de una eventual independiente de España.

En otra parte de sus declaraciones, ha recordado que Podemos apoya al derecho a decidir, aunque dice que la formación tratará de "seducir" a los catalanes para que digan no a la independencia.

También ha resaltado que el derecho a decidir no se materializa sin reformar el marco constitucional, al afirmar que los catalanes tienen la responsabilidad de decidir sobre el futuro de su comunidad, no el conjunto de los españoles.

Por su parte, el miembro cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero subrayó en julio que la formación política está en contra de la independencia catalana, pero totalmente a favor del derecho a decidir.

El gobernante Partido Popular (PP) rechaza totalmente cualquier plan independentista. El presidente de España, Mariano Rajoy, ha asegurado que pese a los intentos de la Generalitat por presentar una candidatura independentista, no habrá independencia de Cataluña.

Miles de ciudadanos participan en la última Diada en Barcelona bajo el eslogan ‘Cataluña, nuevo Estado de Europa’.

 

El proyecto independentista catalán ganó ímpetu con una multitudinaria manifestación en Barcelona, en septiembre de 2012, y alcanzó su clímax el pasado 9 de noviembre, cuando una consulta popular informal congregó a 2,3 millones de personas para votar a favor de la independencia.

En meses posteriores, las encuestas de opinión reflejan un ligero descenso en la extensión del independentismo, aunque los catalanes mantienen la convicción de que los habitantes de la región tienen “derecho a decidir” sobre la cuestión, al margen del resto de los españoles, frente a las tesis del Gobierno español.

alg/ncl/rba