• El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.
Publicada: miércoles, 5 de agosto de 2015 5:37
Actualizada: jueves, 13 de julio de 2017 13:52

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, cargó nuevamente contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas, por convocar elecciones independentistas.

“Nadie va a romper España de ninguna de las maneras, ni nadie va a deshacer los vínculos que tenemos en común”, reiteró el martes, Rajoy un día después de que Mas firmara el decreto de la convocatoria electoral de la región de Cataluña (noreste) para el próximo 27 de septiembre.

Nadie va a romper España de ninguna de las maneras, ni nadie va a deshacer los vínculos que tenemos en común”, aseguró el martes, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy

En una intervención ofrecida desde la ciudad andaluza de Huelva (sur), el mandatario español consideró como “irresponsable” la gestión de Mas, por recurrir nuevamente a esa medida y advirtió de que nadie va a convertir en extranjeros a los ciudadanos catalanes en su propio país.

De igual manera, Rajoy criticó al presidente de la Generalitat por falta de atención al controlar la tasa de desempleo para alcanzar una recuperación económica e ignorar los “sacrificios" hechos por Madrid a fin de sacar a Cataluña de la crisis económica, de la que sufría durante la recesión.

Tras destacar la continuación del apoyo de Madrid a esa comunidad autónoma española, Rajoy transmitió su esperanza de que dicho plebiscito ponga punto final a la “división” y “confrontación” en la región.

El presidente del Ejecutivo español insistió en que las elecciones convocadas no pueden decidir sobre la ruptura de España, pues solo sirven para elegir al Parlamento de Cataluña.

Por su parte, Mas criticó al Gobierno de España por destinar solo una vez durante los “35 años de democracia” una inversión correspondiente al peso económico y poblacional de esa región.

El pasado 16 julio, Rajoy descartó la formación de una independencia soberana en Cataluña, pese a los intentos de la Generalitat por presentar una candidatura independentista.

No obstante, cinco días después de la citada fecha, los partidos nacionalistas de Cataluña advirtieron de que iban a declarar unilateralmente la independencia, si Madrid bloquea el proceso soberanista en esta región española.

El proyecto independentista catalán ganó ímpetu con una multitudinaria manifestación en Barcelona, en septiembre de 2012, y alcanzó su clímax el pasado 9 de noviembre, cuando una consulta popular informal congregó a 2,3 millones de personas para votar a favor de la independencia.

Los nuevos comicios convocados reitera la misma pregunta planteada en la consulta del pasado 9 de noviembre, declaradas inconstitucionales por el Tribunal Constitucional de España (TC): “Si quieren que Cataluña sea un Estado y si quieren que este Estado sea independiente".

ask/ktg/msf