• Miles de ciudadanos participan en la última Diada en Barcelona bajo el eslogan ‘Cataluña, nuevo Estado de Europa’.
Publicada: lunes, 27 de julio de 2015 6:05

La mayoría de los catalanes cree que ya hay poca probabilidad de impedir un enfrentamiento con el gobierno central por la reclamación soberanista de esta comunidad autónoma, según una encuesta.

De acuerdo con un sondeo de Metroscopia publicado el domingo por el diario español El País, el 60 % de los ciudadanos de Cataluña ve “muy difícil” un acuerdo que “evite el riesgo de ruptura” con Madrid, mientras que en el resto de España, el 55 % aún confía en la salida de la crisis.

Según la encuesta efectuada entre el 20 y el 22 de julio, tanto Cataluña (63 %) como el resto del país ibérico (82 %) coinciden en que la independencia de esa región tiene “muy pocas o nulas probabilidades de llegar a ser realidad”.

A esto se suma la desaprobación de la actuación del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por parte de los catalanes (83 %) y el resto de los españoles (55 %) en respuesta al “planteamiento soberanista” del Gobierno catalán.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy (izda.), estrecha la mano del presidente de la Generalitat, Artur Mas.

 

También hay críticas en cuanto al presidente de la Generalitat, Artur Mas, ya que un 59 % de los catalanes y un 85 % en el resto de España cree que no ha “acertado” en la gestión de esa cuestión.

Estos datos son el fruto de un sondeo realizado a través de 160 entrevistas telefónicas en Cataluña y 1000 en el resto de España con unos márgenes de error de más menos 7,9 puntos y 3,2 puntos, respectivamente.

Todo esto llega a dos meses de la celebración de las elecciones catalanas el próximo 27 de septiembre, que han sido planteados por Mas y otros dirigentes afines a la causa, como un plebiscito sobre la secesión.

El proyecto independentista catalán ganó ímpetu con una multitudinaria manifestación en Barcelona, en septiembre de 2012, y alcanzó su clímax el pasado 9 de noviembre, cuando una consulta popular informal congregó a 2,3 millones de personas para votar a favor de la independencia.

mrk/ktg/msf