• Un carro de combate modelo Leopard del Ejército de España.
Publicada: domingo, 16 de julio de 2017 1:44

El Ejército de España está investigando el robo de varias piezas de repuesto para sus vehículos blindados, lo que ha encendido las alarmas entre los militares.

Según ha informado este sábado el diario español El País, varios materiales bélicos sofisticados de las Fuerzas Terrestres de España fueron desaparecidos en el Parque y Centro de Mantenimiento de Vehículos Acorazados nº 1, (PCMASA 1) en Madrid (la capital), donde preservan los sistemas mecanizados y acorazados del Ejército del país.

Entre las piezas robadas más importantes, se encuentran dos periscopios para los Blindados Medios de Ruedas (BMR) y los Vehículos de Exploración de Caballería (VHC), valorados entre 4000 y 7000 euros cada uno.

Por su parte, un vocero del Ejército de España ha confirmado la desaparición de repuestos de estos vehículos; no obstante, no ha ofrecido ningún detalle sobre los responsables y el tiempo del supuesto robo, alegando que la investigación continúa abierta.

Fuentes militares del país han informado que el descubrimiento de que faltaban estos dos periscopios se produjo hace un par de meses y que, hasta ahora, no ha sido posible recuperarlos ni identificar a los responsables de la sustracción o a los posibles cómplices en el interior del cuartel en caso de que los hubiera.

Es de mencionar que el PCMASA 2, con base en Segovia (noroeste de Madrid), almacena una gran cantidad de repuestos del carro de combate Leopard, el vehículo de infantería Pizarro o el BMR, entre otros modelos de blindados.

 

El incidente ocurre en momentos en que el Ejército español está involucrado en las crecientes tensiones entre la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y Rusia, y ha enviado en reiteradas ocasiones grupos militares y vehículos blindados a las fronteras rusas, con ‘órdenes de evitar provocaciones’.  

Cabe destacar que el aumento de la presencia militar de la Alianza Atlántica en las fronteras de Rusia se produjo por la escalada de tensiones con Moscú a partir de la anexión de Crimea, en 2014, a la Federación Rusa y de la crisis de Ucrania.

Moscú denuncia las maniobras militares de la OTAN a lo largo de sus fronteras occidentales, y advierte de que la expansión del Occidente socava la seguridad tanto de la región como a nivel mundial.

myd/ktg/mjs/rba

Commentarios