• Concentración contra la islamofobia en la ciudad de Barcelona, en el noroeste de España.
  • El Centro Cultural Islámico y Mezquita de Madrid, la capital española.
Publicada: viernes, 29 de julio de 2016 8:28
Actualizada: lunes, 24 de abril de 2017 5:45

En el marco del combate a la islamofobia, un informe plantea la construcción de una gran mezquita en Barcelona, nororiente de España.

Mientras que ciertos informes insisten en advertir del aumento de la islamofobia en España, el estudio La Práctica Religiosa de las Comunidades Musulmanas de Barcelona, realizado por un grupo de antropólogos especializados de la Universitat de Barcelona y Stop Fenómenos Islamófobos, propone varias maneras de poner freno a esta tendencia.

Una de las recomendaciones precisa que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, debería dar permiso para construir una gran mezquita en la capital catalana. Esta sería "una decisión de alto calado simbólico" que serviría para "visibilizar la pluralidad religiosa de la ciudad" y para establecer mecanismos de interlocución "más claros" con unas comunidades musulmanas que están "muy fragmentadas".

La gran mezquita de Barcelona aparece y desaparece de la agenda municipal. En ocasiones, ha sido suficiente nombrar el tema para despertar los demonios de la ciudad, a favor y -sobre todo- en contra. Quizás ha llegado la hora de que un equipo municipal coja el toro por los cuernos y resuelva una anomalía que permanece irresuelta desde hace casi treinta años", indica el informe de los antropólogos.

"La gran mezquita de Barcelona aparece y desaparece de la agenda municipal. En ocasiones, ha sido suficiente nombrar el tema para despertar los demonios de la ciudad, a favor y -sobre todo- en contra. Quizás ha llegado la hora de que un equipo municipal coja el toro por los cuernos y resuelva una anomalía que permanece irresuelta desde hace casi treinta años", concluye el informe, encargado por el Ayuntamiento de Barcelona y al que pudo acceder el jueves el diario español La Vanguardia.

 

Y es que los miembros de las comunidades musulmanas en esta importante ciudad española hace décadas que advierten de que la precariedad de sus centros de culto es uno de los factores que dificulta más su sensación de pertenencia. El informe alerta de un "panorama aterrador" dado a las "olas de pánico moral" a las que la ciudadanía está sometida desde 2001, que ha "intensificado las sospechas que recaen sobre la confesión musulmana". 

Sin embargo, el presidente del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, ha sido uno de los primeros en pronunciarse en contra de la eventual medida. Aseguró el jueves que la financiación para construir la mezquita "sólo puede proceder de dictaduras árabes, o de fondos vinculados al integrismo".

snr/ncl/hnb