• Sondeo: Seguirán los intentos de chantaje tras acuerdo Irán-AIEA
Publicada: domingo, 19 de septiembre de 2021 2:04

El acuerdo entre Irán y la AIEA sobre el acceso a las cámaras de los sitios nucleares iraníes no es un paso hacia la reanudación del PIAC, según un sondeo.

Tras una visita reciente del director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Rafael Grossi, a las instalaciones nucleares iraníes en septiembre, se ha acordado permitir a los inspectores del organismo internacional que instalen nuevas tarjetas de memoria en las cámaras de vigilancia que monitorean los sitios nucleares del país.

Además, las tarjetas de memoria anteriores se sellarán y guardarán en Irán, y las nuevas se instalarán en las cámaras de vigilancia de la agencia internacional, según aseveró el 12 de septiembre el nuevo jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Mohamad Eslami.

Al respecto, la cadena HispanTV ha preguntado esta semana a los usuarios de su página web su opinión respecto la posibilidad de que el acuerdo de Irán y AIEA para acceder a las cámaras de plantas nucleares, podría ser un paso beneficioso para reanudar el convenio nuclear, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

 

Según los resultados de la encuesta, obtenidos desde el jueves hasta el sábado, el 68,5 por ciento de los participantes hizo hincapié en que este acuerdo no puede reanudar el referido pacto y seguirán los intentos de chantaje.

No obstante, otro 31,5 % cree que sí, con un mensaje claro a EE.UU., el hecho sería un paso hacia salvar el acuerdo nuclear iraní firmado en 2015 por Irán y el Grupo 5+1 ―entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania―.

Desde finales de febrero de este año en curso, Irán limitó el acceso de los inspectores de la AIEA a las imágenes tomadas por las cámaras de vigilancia en las instalaciones iraníes, bajo una ley aprobada en diciembre por el Parlamento iraní, que uno de sus artículos obliga a Teherán a dejar de cumplir el Protocolo Adicional, que permite inspecciones de la agencia internacional a cualquier instalación nuclear del país persa.

La ley fue aprobada como una medida ante la política de sanciones de EE.UU., tras la retirada del país norteamericano del acuerdo nuclear en 2018. Sin embargo, las autoridades iraníes han reiterado que cuando Washington se reincorpore al acuerdo, levantando la totalidad de sus sanciones, Teherán revertirá los pasos que dio en reducción de sus compromisos nucleares.

mdh/ncl/rba