• El director de la Organización de la Energía Atómica de Irán (OEAI), Ali Akbar Salehi.
Publicada: jueves, 27 de agosto de 2020 6:52
Actualizada: sábado, 29 de agosto de 2020 20:15

Un responsable iraní de alto rango dice que Irán no aceptará solicitudes más allá de sus compromisos adquiridos con la Agencia Internacional de Energía Atómica.

“Estamos comprometidos con cualquier obligación que haya adquirido Irán en los círculos internacionales sin aceptar las solicitudes que van más allá de esta. Y en el caso nuclear, sólo aceptaremos peticiones que estén en el marco del Acuerdo de Salvaguardias Amplias y el Protocolo Adicional del Tratado de No Proliferación (TNP)”, sostuvo el miércoles el director de la Organización de la Energía Atómica de Irán (OEAI), Ali Akbar Salehi.

El jefe la OEAI y el director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Rafael Grossi, emitieron ayer miércoles una declaración conjunta, según la cual Teherán da a los inspectores acceso a dos sitios especificados por el ente de control atómico.

Salehi subrayó que la nota no viola los intereses nacionales del país persa, a la vez que dejó claro que la República Islámica nunca sucumbirá a las solicitudes que quebranten su soberanía nacional.

 

El titular persa consideró la declaración conjunta como un nuevo capítulo en las cooperaciones entre Irán y la AIEA y destacó que la República Islámica siempre ha cumplido con sus compromisos desde que se convirtió en un miembro de la agencia y firmó el Protocolo Adicional del TNP en 1970.

La visita de Grossi a Teherán se realiza dos meses después de que la Junta de Gobernadores de la AIEA aprobara una resolución antiraní por una supuesta falta de cooperación de la República Islámica con las investigaciones de la agencia. El texto exhortaba a Irán a permitir el acceso de los inspectores internacionales a dos instalaciones que, según una “información” anteriormente fabricada por Israel, supuestamente eran sitios nucleares desconocidos.

Irán, por su parte, ha informado de que no responderá a preguntas “politizadas” ni a acusaciones “sin fundamento” de la AIEA sobre su programa nuclear con fines pacíficos y pide a este ente regulador que se mantenga imparcial e independiente y no se deje influir por las presiones de Israel y EE.UU.

ftm/lvs/mrz/mjs