• El portavoz de la Cancillería iraní, Seyed Abás Musavi, ofrece una rueda de prensa en Teherán, capital.
Publicada: jueves, 23 de enero de 2020 16:46

Irán considera que el pacto nuclear que busca imponer Donald Trump en lugar del PIAC es “una muestra del obsesionado delirio” de EE.UU., y no se materializará.

Brian Hook, representante especial del Departamento de Estado de EE.UU. para Irán, ha indicado este jueves al diario saudí Asharq Al-Awsat que no ha quedado mucho del acuerdo nuclear, de nombre oficial el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), por lo que el primer ministro británico, Boris Johnson, llamó a sustituirlo por un pacto propuesto por el presidente de EE.UU., Donald Trump.

El nuevo pacto, de acuerdo con Hook, es “mejor” que el anterior, alcanzado en 2015 por Irán y el Grupo 5+1 (entonces conformado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), que era, a su juicio, “un gran error”.

El funcionario estadounidense, además, ha reiterado las acusaciones infundadas de que Irán busca armas nucleares, una intención que no se materializará en virtud del nuevo pacto, ha asegurado Hook.

En respuesta, el portavoz de la Cancillería iraní, Seyed Abás Musavi, ha señalado que “el llamado acuerdo de Trump” solo pone de relieve el obsesionado delirio de EE.UU.”, además de alertar que quien todo lo quiere, todo lo pierde.

“Presentar el llamado ‘pacto Trump’ por B. Hook solo revela el delirio obsesionado de EE.UU., dictado por su incrustado orgullo desmedido; Sería mejor pedir a sus asesores en lengua persa que le expliquen sobre (el refrán islámico del) Trigo de (la ciudad irani de) Ray y el dátil de (la ciudad iraquí de) Bagdad”, ha indicado Musavi en un mensaje dejado tanto en persa como en inglés en su cuenta de Twitter.

El referido refrán se utiliza para referirse a una persona que desea beneficiarse de todo, pero pierde todo por la codicia que tiene.

Irán aceptó firmar un acuerdo nuclear con el Sexteto, en un intento por asegurar de que su programa nuclear tiene fines pacíficos y que no busca desarrollar armas nucleares, una práctica que, según insisten las autoridades iraníes, contradice las enseñanzas del Islam, la ideología de la República Islámica y los principios del Tratado de No Proliferación (TNP). Además, todas las actividades e instalaciones nucleares de Irán están bajo la estricta supervisión de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), sin embargo, el Occidente, con EE.UU. a la cabeza, sigue acusándole de buscar armas de destrucción masiva.

La inacción del E3 (el trío negociador de la Unión Europea (UE): Alemania, Francia y el Reino Unido) ante la reiterada unilateral de EE.UU. del pacto y la posterior reimposición de sanciones contra Irán, obligó a Teherán a reducir poco a poco sus compromisos nucleares.

El trío, no obstante, en lugar de volver a cumplir con sus compromisos nucleares, decidió recurrir a medios, como el mecanismo de resolución de disputas, que según las autoridades iraníes, contradice la Carta Magna de las Naciones Unidas y el derecho internacional.

Irán: Activar mecanismo de disputas es error estratégico de Europa

Como coordinadora del PIAC, la UE ahora intentará resolver en 15 días los pasos que ha dado Irán para reducir sus compromisos nucleares. Si no logran un consenso, los ministros de Exteriores, incluidos los de China y Rusia, se reunirán para debatir el asunto. Tendrán la opción de volver a enviar a Irán al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) para que enfrente sanciones internacionales aún más severas.

Ante tal coyuntura, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, afirmó el lunes que arrancar el proyecto de salida de Irán del TNP será una de las opciones que podría considerar Irán, si se lleva el caso del pacto nuclear, ante el CSNU.

ask/lvs/mag/rba