• Reunión entre la delegación iraní y los representantes de EE.UU., en la ciudad suiza de Lusana. 19 de marzo de 2015
Publicada: viernes, 20 de marzo de 2015 1:37

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, ha declarado que los diálogos nucleares entre Irán y el Grupo 5+1, aunque están acercándose a su fin, se encuentran de momento en una etapa muy complicada.

Creo que estamos en la etapa final de los diálogos. Esta fase necesita intensas sesiones de conversaciones, por lo que nos quedaremos en Lausana hasta que sea necesario.

Zarif ha hecho esta afirmación el jueves, al concluir su séptima ronda de diálogos con el secretario norteamericano de Estado, John Kerry, en la ciudad suiza de Lausana.

“Creo que estamos en la etapa final de los diálogos. Esta fase necesita intensas sesiones de conversaciones, por lo que nos quedaremos en Lausana hasta que sea necesario”, ha explicado.

Por su parte, el alto negociador nuclear de Irán, Seyed Abás Araqchi, ha dejado claro que, todavía, no hacía falta la presencia de los cancilleres del G5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), ya que los diálogos no han llegado a su sesión final, en la que su presencia será necesaria.

Asimismo, ha dejado claro que Irán no se limita a ninguna fecha precisa. “Hemos acordado un tiempo de siete meses, hasta finales de junio, y hemos decidido discutir las posibles soluciones antes de fin de marzo”, ha especificado.

Hemos acordado un tiempo de siete meses, hasta finales de junio, y hemos decidido discutir las posibles soluciones antes de fin de marzo.

Ha tachado de “imaginativo” un informe emitido por los medios de comunicación, en el que se habla de un acuerdo nuclear entre Teherán y Washington, que restringe el número de centrifugadoras activas a 6000.

Araqchi ha dejado claro que no existe tal acuerdo, que las partes están tratando de llegar a un entendimiento sobre cuestiones importantes y que todavía no han empezado la redacción del texto.

Horas antes de este día, la agencia noticiera The Associated Press publicó un informe sobre un posible acuerdo entre Irán y los EE.UU. Según esta noticia, Teherán habría acordado reducir el número de centrifugadoras de enriquecimiento de uranio en un 40 por ciento, a cambio del levantamiento inmediato de todas las sanciones de Washington.

Los diálogos entre Irán y el Sexteto tienen como objetivo conseguir un pacto definitivo antes de la fecha límite del 30 de junio, con el fin de acabar con la disputa que mantiene Occidente por el programa pacífico de energía nuclear de Irán y las injustas sanciones contra el país persa.

Teherán insiste en que un acuerdo integral ha de lograrse en una sola fase y debe contemplar el levantamiento de todas las sanciones.

ymc/ybm/nal