• Johnson, bajo presión por tapar abuso sexual de su correligionario
Publicada: martes, 5 de julio de 2022 15:24
Actualizada: miércoles, 6 de julio de 2022 18:03

El premier británico está bajo una presión cada vez mayor por mentir y no actuar ante la inapropiada conducta sexual de su correligionario.

En una carta enviada a la comisión parlamentaria sobre estándares, el exsubsecretario permanente del Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido y el también parlamentario Simon McDonald ha criticado este martes que el primer ministro británico, Boris Johnson, fue informado “en persona” en 2019, pese a alegar lo contrario, de las denuncias de la conducta sexual inapropiada planteadas contra el diputado conservador Chris Pincher, quien renunció por su comportamiento la semana pasada.

“Esta mañana le escribí al Comisionado Parlamentario de Estándares, porque el número 10 [en alusión a Downing Street, residencia y despacho oficial de Johnson] sigue cambiando su historia y todavía no dice la verdad”, ha aseverado Simon al compartir una copia de su carta en Twitter.

Narrativa contradictoria de la oficina de Johnson

La semana pasada, la oficina de Johnson insistió en que el primer ministro británico no estaba al tanto de las “acusaciones específicas” sobre Pincher, aunque el lunes admitió que Johnson sabía sobre algunas de estas denuncias.

En reacción a esta explicación cambiante de Número 10, que ha reavivado las conversaciones sobre otro intento de destituir al premier británico, McDonald ha respondido en su carta diciendo que la oficina de Johnson está mintiendo y haciendo “afirmaciones inexactas” sobre el caso.

Según la carta, Johnson fue informado sobre el resultado de una investigación hecha sobre el caso de Pincher en 2019, pero el diputado no fue exonerado.

No se trata del primer escándalo en que ha quedado atrapado el premier británico. En mayo, el Partido Conservador de Johnson perdió feudos tradicionales en las elecciones locales pagando así el precio del llamado partygate, a saber el escándalo de las fiestas organizadas por el primer ministro en plena pandemia que había enfurecido a los votantes en Londres (capital).

Los ministros y los parlamentarios conservadores están cansados ​​de los pasos en falso de Johnson. “La gente se está cansando de todo esto”, manifestó un ministro.

tmv/rba