• No cesan las críticas contra Johnson por el caso Partygate
Publicada: domingo, 16 de enero de 2022 18:23
Actualizada: domingo, 16 de enero de 2022 19:01

Las críticas contra el primer ministro británico, Boris Johnson, por el caso Partygate no cesan.

El líder de la oposición, el laborista Keir Starmer, lo acusa de “haber violado la ley” con la celebración de fiestas en su residencia, y de posteriormente haber mentido sobre lo que sucedió.

En Reino Unido no se habla de otra cosa que no sea el llamado “Partygate”. El escándalo de fiestas en la oficina del primer ministro Boris Johnson. Reuniones en momentos de extremo confinamiento en 2020. Dos celebraciones un día antes del funeral del príncipe Felipe, y en pleno luto nacional. Y fiestas de fin de semana, llamadas “Viernes de vinos”.

Los hechos tienen acorralado a Johnson. La oposición lo acusa de mentir y de violar la ley, por lo que exige su renuncia.

El inquilino del número 10 del Downing Street hasta ahora ha tratado de lavarse las manos y apartarse de lo sucedido. Incluso llego a decir que no sabía que una reunión en el jardín de su residencia era una fiesta. Y sigue resistiendo ante los llamados de dimisión. Mientras, el país entero espera la investigación de Sue Gray, secretaría permanente del Gabinete de Gobierno, para conocer los detalles de las fiestas y establecer si infringieron alguna ley.

Johnson ya ha perdido el apoyo de la mayoría de sus votantes. El 70 % de ellos quiere que el premier dimita, según una encuesta de Savanta.

También hay voces contrarias dentro de su partido. Seis políticos conservadores han expresado públicamente su disconformidad con las acciones de Johnson. Algo que podría intensificarse tras publicarse el informe de Gray.

Y en caso de no renunciar, los miembros de su partido, a través del comité 1922, podrían sacarlo del poder. Si 54 de los 360 parlamentarios conservadores lo piden, entonces se convocará una votación para destituir a Boris Johnson.

kmd/rba