• El primer ministro británico, Boris Johnson, en un evento en Londres, capital británica, 19 de septiembre de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 20 de septiembre de 2021 1:42

Un órgano de seguridad británico indica que la pandemia de coronavirus y la caída de Afganistán sacaron a luz “serias debilidades” en el sistema del Reino Unido.

El Comité Conjunto de Estrategia de Seguridad Nacional del Reino Unido, compuesto por legisladores de ambas cámaras, en un informe publicado el domingo, criticó al primer ministro británico, Boris Johnson, por reducir su asistencia a las reuniones del Consejo de Seguridad Nacional.

El informe apuntó tambien que la falta de preparación para la retirada de las fuerzas internacionales de Afganistán, “sólo podría describirse como un fracaso sistémico”.

Afirmó asimismo que ya había una “preocupante falta de claridad” sobre el papel y el cometido del Consejo de Seguridad Nacional del Reino Unido, e indicó que testigos describieron “un enfoque intergubernamental flexible y no estructurado, con una supervisión débil desde el centro y una priorización poco clara de los riesgos”.

Tal y como señaló la presidenta de dicho comité, Dame Margaret Beckett, el objetivo del citado consejo es prepararse y actuar sobre una visión a largo plazo ante los riesgos de seguridad nacional.

“Pero cuando dos eventos, la pandemia de la COVID-19 y Afganistán, demostraron una vez más el mundo peligroso en el que vivimos ahora, las debilidades en las estructuras del Consejo de Seguridad Nacional se revelaron”, añadió.

 

Según el informe, cuando estalló la pandemia del nuevo coronavirus, sus estructuras fueron rápidamente abandonadas en favor de “arreglos ad-hoc e improvisación”, una medida que fue “un grave error”.

Es más, agrega, cuando estalló la crisis afgana durante el verano, se puso de relieve que el Gobierno de Johnson era “incapaz de prepararse y responder a dos crisis de seguridad nacional simultáneamente”.

ftn/ncl/hnb