• Los duques de Sussex, Enrique y Meghan Markle, entrevistados por la presentadora estadounidense Oprah Winfrey, 7 de marzo de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 8 de marzo de 2021 15:38
Actualizada: lunes, 8 de marzo de 2021 17:01

El príncipe Enrique y su esposa, Meghan, revelan episodios de racismo en el seno de la familia real británica que apuntaba al posible color de piel de su hijo.

En una explosiva entrevista emitida el domingo en EE.UU., los duques de Sussex, Enrique y Meghan Markle, relataron a la presentadora estadounidense Oprah Winfrey sus vivencias y experiencias antes de apartarse por completo a partir de abril de 2020 de la monarquía del Reino Unido, encabezada por la reina Isabel II.

Markle aseguró a Winfrey que ciertos miembros de la familia real británica expresaron dudas sobre el color de piel que tendría su primer hijo con su marido, el príncipe Enrique, además de revelar que durante ese embarazo tuvo pensamientos suicidas y que la Casa Real se negó a ayudarla.

“En los meses en los que yo estaba embarazada, hubo (...) preocupaciones y conversaciones sobre lo oscura que podría ser su piel cuando naciera”, afirmó Meghan, en referencia a su primogénito, Archie, nacido el 6 de mayo de 2019.

La duquesa precisó que esos comentarios racistas se pronunciaron en “conversaciones que la familia tuvo” con Enrique, pero no quiso señalar quiénes habrían hecho tales apreciaciones.

Los duques de Sussex del Reino Unido, Enrique y Meghan Markle, en el día del bautizo de su primogénito Archie, 6 de julio de 2019. 

 

Además, sostuvo que, en los meses previos al nacimiento de Archie, se enteró de que la Casa Real británica “no quería que fuera un príncipe” ni que “recibiera seguridad”. Una situación que le hizo sentirse abrumada por la idea de que su hijo “no fuera a estar seguro, y que al primer miembro de color de esta familia no se le diera un título de la misma forma que a otros nietos de la reina se les daría” por su condición de pertenecer a la familia real.

“Simplemente ya no quería estar viva”, dijo Meghan, para luego asegurar que tuvo pensamientos “metódicos” sobre el suicidio mientras vivía con su familia política.

El príncipe Enrique, por su parte, confirmó que la conversación mencionada por su mujer giró en torno a “qué aspecto iban a tener los hijos” que tuviera con ella, que es mestiza y con raíces afroamericanas.

La duquesa de Sussex lamentó que exista ese tipo de racismo en la familia real, porque “la Commonwealth es una parte enorme de la monarquía y el 60 o 70 % son gente de color”, y agregó que sabe “lo importante que ha sido para ellos ver alguien en esta posición que tiene un aspecto similar al suyo”.

krd/ncl/rba