• El líder de la oposición laborista británica, Jeremy Corbyn, celebra los resultados de las últimas elecciones de su país, 9 de junio de 2017.
Publicada: domingo, 11 de junio de 2017 14:07

La debilidad del Gobierno de Londres forzará probablemente a los británicos a volver a las urnas a fines de 2017 o inicios de 2018, piensa el líder laborista.

“Es muy posible que se celebre una elección a finales de este año o a primeros del que viene… y puede ser bueno, porque no podemos seguir con este período de gran inestabilidad que se acaba de abrir”, ha augurado hoy domingo Jeremy Corbyn, líder de la oposición británica, en una entrevista con la cadena paraestatal BBC.

Corbyn ha insistido en calificar la situación reinante hoy por hoy en su país de “caótica”, tras la salida de las elecciones del viernes de un Gobierno de Theresa May más débil que el anterior y que tendrá que apoyarse en un partido con el que “no tienen posiciones acordadas en la mayoría de cuestiones”.

Ayer sábado, un portavoz del Ejecutivo de May confirmó un “principio de preacuerdo” por el cual el Partido Democrático Unionista (DUP, por sus siglas en inglés) de Irlanda del Norte, con 10 diputados en el Parlamento, respaldaría un nuevo Gobierno conservador. Los tories tienen ahora 318 representantes de los 326 necesarios, cuando antes de las elecciones tenían 330.

En esta tesitura, Corbyn ha declarado a su partido “preparado y capaz de proponer un programa serio con un enorme apoyo” popular, tras el meteórico repunte de los laboristas en la campaña electoral, pasando de 21 puntos de desventaja en las encuestas al convocarse los comicios a tan sólo 2,2 % de diferencia en el conteo de votos (40,2 frente a 42,4).

Es muy posible que se celebre una elección a finales de este año o a primeros del que viene… y puede ser bueno, porque no podemos seguir con este período de gran inestabilidad que se acaba de abrir”, opina el líder de la oposición laborista británica, Jeremy Corbyn.

 

Aun reconociendo la derrota de su formación, el líder del Partido Laborista ha interpretado la dinámica de las elecciones pasadas como un triunfo de la “esperanza” sobre el “miedo” —esperanza de “compartir la riqueza un poco mejor”—. La campaña estuvo marcada por sucesivos atentados terroristas con un saldo total de decenas de muertos.

La prioridad de los laboristas en la nueva etapa, ha dicho Corbyn, será bloquear el proyecto de “Gran Ley de Derogación” con el que los conservadores quieren revocar para el Brexit la ley de 1972 por la que las leyes de la Unión Europea (UE) —entonces Comunidades Europeas (CCEE)— pasaron a imponerse sobre las leyes del Parlamento británico. Para Corbyn, esa derogación “es historia” tras el último resultado electoral.

mla/ktg/tqi/rba

Commentarios