• Un submarino de la Marina Real británica en disputadas aguas de Gibraltar.
Publicada: miércoles, 3 de agosto de 2016 0:09
Actualizada: lunes, 24 de abril de 2017 5:15

Los británicos deben reforzar Gibraltar con buques de guerra ante las negociaciones sobre el brexit para prevenir los proyectos de España en el Peñón.

El ex asesor especial del Ministerio británico de Defensa y director del Centro Allison para Estudios de Asuntos Exteriores de la Fundación Heritage, Luke Coffey, en un articulo publicado el martes, sugiere que el Reino Unido tome medidas para salvaguardar los intereses del su colonia después de que los británicos eligieron en referendo salir de la Unión Europea (UE).

“El Ministerio de Defensa además tiene que hacer un gran gesto e incrementar notablemente la presencia de la Marina Real británica en Gibraltar”, ha destacado Coffey.

Sus comentarios se han producido después de que el ministro en funciones de Asuntos Exteriores y Cooperación de España, José Manuel García-Margallo, llamara el domingo al Reino Unido a aceptar una “cosoberanía” en Gibraltar, hasta su reintegración en España.

Al respecto, Coffey ha apuntado que los gibraltareños, en el caso de que se queden aislados, deben recibir apoyo incluso desde el aire, si es necesario.

A su criterio el Gobierno de Londres ha hecho poco para asegurar los intereses de los habitantes del Peñón, por ello, ha solicitado a la primera ministra, Theresa May, así como los dirigentes del Partido Conservador visitar lo antes posible Gibraltar para demostrar que es un tema de importancia nacional.

“Los miembros del Gabinete en la sombra y los representantes de otros partidos políticos del Parlamento deben ser invitados a participar en esta visita”, ha aseverado.

 

Igualmente, ha dicho que los residentes de Gibraltar son “fuertes” al haber soportado 14 veces el asedio desde 1309, por lo que, añade, "tienen derecho a la soberanía y la libre determinación quizás más que cualquier otra población en el mundo”.

El Reino Unido tiene la obligación moral de proteger los intereses de los ciudadanos británicos residentes en Gibraltar como si ellos vivirían en Londres (capital británica) u otras ciudades como Cardiff, Belfast o Edimburgo, ha enfatizado.

Gibraltar celebró en 2002 un plebiscito sobre el principio de soberanía compartida, con resultado de rechazo por el 99 % de los participantes (el 88 % del censo). Gibraltar tiene hoy una población de unas 30.000 personas.

En el referendo sobre el brexit y a diferencia de la población británica, que en un 51,9% se pronunció a favor de la salida, un 95,9 % de los gibraltareños votó por permanecer en la UE.

fdd/ncl/mrk