• Un combatiente de Hezbolá se para frente a la artillería antitanque en Yurud Arsal, en la frontera con Siria, 29 de julio de 2017. (Foto: Reuters)
Publicada: miércoles, 28 de octubre de 2020 15:05

El Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) eleva su nivel de preparación a un alto nivel mientras Israel desarrolla maniobras a gran escala.

Las fuerzas terrestres, buques de guerra y aviones israelíes simulan una guerra con Hezbolá en unos ejercicios a gran escala, denominados ‘Flecha letal’, que comenzaron el domingo. El objetivo es poner a prueba las capacidades combativas del ejército israelí en un posible conflicto armado con los combatientes de Hezbolá.

Justo con el inicio del simulacro de guerra de las tropas israelíes, las fuerzas de Hezbolá se han puesto en estado de máxima alerta en todo el país, en concreto en el sur, según ha informado este miércoles el medio local Lebanon 24, citando a fuentes militares.

Fuentes, citadas en anonimato por el medio, han señalado que Hezbolá ha convocado a gran número de sus fuerzas para hacer frente a cualquier ofensiva militar israelí lanzada contra el territorio libanés.

 

En reacción al refuerzo militar de Hezoblá, el ministro israelí de asunto militares, Benny Gantz, alertó el martes que “El Líbano pagará el precio”, si Hezbolá ataca blancos israelíes.

“Si Hezbolá actúa contra (…) Israel, El Líbano pagará el precio. Espero que eso no ocurra. Estamos aquí para estar preparados por un momento que espero no llegue”, indicó Gantz mientras visitaba los ejercicios militares en el norte de los territorios ocupados palestinos.

Hezbolá, de acuerdo con los medios israelíes, tiene un arsenal de unos 130 000 misiles, muchos de los cuales son de alta precisión. La Resistencia libanesa ha escondido sus misiles “cerca o por bajo de hasta 200 aldeas, ubicadas en el sur de El Líbano”, precisan los medios.

Atemorizado por el poder destructivo de Hezbolá, Israel ha aprendido a actuar con mucha precaución con los combatientes libaneses que obligaron en 2006 a los israelíes a retirarse de partes de El Líbano.

De hecho, la capacidad militar de Hezbolá para operar armas antibuque avanzadas, en concreto, plantea una seria amenaza para la armada israelí, que ha estado trabajando para mejorar sus contramedidas ante el poderío de la Resistencia libanesa.

ask/lvs/rba/hnb