• Israel explora gas del campo Tamar, ubicado en el mar Mediterráneo frente a la costa de los territorios ocupados palestinos.
Publicada: martes, 30 de junio de 2020 2:01

Beirut considera “una declaración de guerra” el robo de gas y petróleo de El Líbano por Israel en el Bloque 72, ubicado en fronteras de aguas en disputa.

El diputado Kassem Hachem, miembro del Partido Árabe Socialista Baath, sostuvo el lunes que la decisión del régimen de Tel Aviv de iniciar exploraciones gasíferas y petrolíferas en la zona acuífera conocida como Bloque 72 es “una declaración de guerra” y un acto de “piratería”.

De igual modo, exigió acciones “en todos los niveles” para poner punto final a “las intenciones agresivas” de Israel sobre “nuestra patria”.

El presidente libanés, Michel Aoun, a su vez, alertó como “extremadamente peligrosa” la intención de Israel de iniciar las exploraciones de gas natural y el petróleo en dicho bloque (antes conocido como Alon D), ubicado cerca de los yacimientos de gas del Bloque 9 de El Líbano.

Aoun, según citan medio locales, también puso de relieve que las medidas de esta índole “complicarán aún más” la situación en las zonas en disputa. Asimismo, el mandatario libanés pidió al Consejo Supremo de Defensa del país que se reuniera este martes para discutir la decisión de Israel.

                            

El ministro israelí de energía, Yuval Steinitz, aprobó el martes 23 de junio el inicio de un proceso de licitación para otorgar una licencia de exploración de gas natural y petróleo del Bloque 72. Las investigaciones preliminares en el área han encontrado potenciales yacimientos de gas similares geológicamente a otros campos en el área, como el campo Tamar.

Durante décadas, la frontera marítima entre El Líbano y los territorios ocupados por Israel ha sido un tema cadente, ya que Beirut y el régimen de Tel Aviv aún se encuentran técnicamente en estado de guerra. Ambos lados se disputan un triángulo marítimo de unos 860 kilómetros cuadrados dentro del cual se encuentra el Bloque 4 y el Bloque 9.

El anuncio se produce mientras El Líbano está lidiando con una crisis financiera considerada como la mayor amenaza a su estabilidad desde la guerra civil de 1975-1990, con la libra libanesa perdiendo el 75 % de su valor desde octubre. Beirut apunta el dedo acusador hacía Israel por los recientes disturbios en el marco de protestas por la situación económica.

ask/ncl/hnb