• Combatientes de Hezbolá en un acto conmemorativo del Día de Ashura en Beirut, capital de El Líbano.
Publicada: lunes, 1 de junio de 2020 9:39

La embajadora de EE.UU. en El Líbano, Dorothy Shea, amenazó el domingo con imponer nuevas sanciones contra el movimiento Hezbolá.

EE.UU. impondrá “nuevas sanciones contra Hezbolá [Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano], medidas que también afectarán a aquellos que ayudan a Hezbolá. Asimismo, habrá una nueva categoría de sanciones que entrará en vigor el 1 de junio y afectará a los ‘asesinos’ civiles en Siria”, afirmó Shea.

La diplomática estadounidense negó que su país tuviera la intención de provocar un colapso total en la economía de El Líbano mediante sus sanciones a Hezbolá, pero acusó a este movimiento de estar involucrado en el lavado de dinero, tráfico de drogas y en atentados.

El Líbano está negociando actualmente con el Fondo Monetario Internacional (FMI) la entrega de fondos para reestructurar la economía del país e implementar las reformas necesarias a fin de reactivar la economía.

Los expertos libaneses han denunciado que las medidas restrictivas de EE.UU. obstaculizan el acceso de El Líbano a los fondos del FMI, dado el papel de Hezbolá en el gobierno.

 

Las instituciones internacionales están presionado al país de los cedros para que ponga en marcha reformas económicas y de lucha contra la corrupción.

En los últimos días, la crisis económica ha derivado en protestas y disturbios por la devaluación de la libra libanesa y por el aumento de los precios. La libra ha perdido el 60 por ciento de su valor frente al dólar estadounidense desde octubre, cuando los manifestantes tomaron las calles para exigir reformas económicas y el fin de un régimen que consideran corrupto.

Según muchos informes, países como Arabia Saudí, EE.UU. y el régimen de Israel están adoptando políticas injerencistas en El Líbano para exacerbar la de por sí crítica situación, generar discordia entre los libaneses y dañar la imagen de Hezbolá.

mkh/mjs/nii/