• El presidente del Parlamento libanés, Nabih Berri, durante una sesión parlamentaria en Beirut (capital), 27 de enero de 2020. (Foto: Reuters)
Publicada: viernes, 22 de mayo de 2020 13:52

El presidente del Parlamento libanés alerta que el llamado ‘acuerdo del siglo’, urdido por EE.UU., trata de generar división en la región de Asia Occidental.

El acuerdo del siglo es una receta para llevar a la región hacia una mayor división”, ha denunciado este viernes Nabil Berri, refiriéndose al plan anti-Palestina de EE.UU., supuestamente para resolver el conflicto palestino-israelí.

En un discurso ofrecido con ocasión del Día Mundial de Al-Quds, Berri ha señalado que la unidad de Siria, El Líbano, Jordania y Egipto se debe a la resistencia de los palestinos, libaneses y todos los árabes ante el “humillante acuerdo del siglo”.

Tras reiterar su apoyo a la causa palestina, el responsable del Parlamento libanés ha subrayado la necesidad del establecimiento de un Estado palestino independiente con la ciudad de Al-Quds (Jerusalén) como su capital, así como el derecho al retorno de los refugiados palestinos a sus tierras ancestrales.

 

“Ni el hambre ni ninguna otra cosa puede hacernos rendir ante los proyectos israelíes. Nuestra unidad es nuestra fuerza y ​​el secreto de nuestro poder para defender nuestra integridad territorial y la de los palestinos, así como la justa causa de la Umma (comunidad islámica), es decir la causa palestina”, ha agregado.

El llamado ‘acuerdo del siglo’ propone convertir la ciudad palestina de Al-Quds en la capital “indivisible” de Israel, denegar el derecho al retorno a los refugiados palestinos, reconocer todos los asentamientos israelíes en la ocupada Cisjordania y, además, desmilitarizar el futuro Estado palestino.

De este modo, el futuro medio Estado palestino, previsto por la Administración de EE.UU., sería aislados archipiélagos rodeados completamente por Israel, sin ninguna frontera con el exterior, o control sobre su espacio aéreo y sin derecho a tener un Ejército para defenderse; situación que ha provocado una ola de condenas y rechazos por parte de los palestinos y diversos países del mundo.

El fundador de la Revolución Islámica, el Imam Jomeini (que en paz descanse) declaró en 1979 el último viernes del mes sagrado de Ramadán (el noveno mes del calendario islámico) como el Día Mundial de Al-Quds, convirtiendo así la causa palestina en un tema internacional.

fmk/lvs/myd/hnb