• Combatiente del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) prepara un lanzacohetes en la frontera con los territorios ocupados palestinos.
Publicada: jueves, 20 de febrero de 2020 1:53

Un general del ejército israelí reconoce que los misiles de alta precisión de Hezbolá pueden golpear fuertemente las instalaciones vitales del régimen israelí.

El Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) está preparando misiles de alta precisión para atacar objetivos israelíes y sigue con sus preparativos para lanzar ataques contra las zonas norteñas” de los territorios ocupados palestinos, ha afirmado este miércoles el jefe del comando del norte, el general Amir Baram.

Asimismo, ha añadido que los misiles de Hezbolá pueden generar una destrucción masiva en las instalaciones vitales y estratégicas de Israel durante cualquier guerra futura.

No obstante, el general israelí ha amenazado con que Hezbolá pagará un alto precio si provoca al régimen de Tel Aviv.

Por su parte, el ex primer ministro israelí Ehud Barak admitió el martes que el poderío militar de los misiles del movimiento libanés puede infligir daños relevantes en las infraestructuras, las plantas de energía y las instalaciones militares del ejército.

De igual modo, el comandante de la división de operaciones del ejército israelí, Aharon Halifa, aseguró que las bases militares, los puertos y la red de transporte se verán afectados durante la próxima guerra con Hezbolá.

 

Medios israelíes han llamado, a su vez, a las autoridades israelíes a que se preparen muy bien para una eventual guerra con Hezbolá, contienda a la que han considerado el “Día del Juicio” para este régimen.

Hezbolá elevó su poderío militar para neutralizar los complots en la región

El 12 de julio de 2006, Israel abrió un nuevo frente de guerra contra Hezbolá y, so pretexto de la liberación de dos de sus militares, lanzó amplios ataques desde tierra, mar y aire contra el territorio libanés. Sin embargo, gracias a la resistencia libanesa, el régimen de Tel Aviv se vio obligado a retirarse sin haber logrado ninguno de sus objetivos.

Desde entonces, la capacidad militar de Hezbolá para operar armas antibuque avanzadas, en concreto, plantea una seria amenaza para la armada israelí, que ha estado trabajando para mejorar sus contramedidas ante el poderío de la Resistencia libanesa.

Además, el conflicto armado en Siria y la participación activa de Hezbolá en el mismo han aumentado la preparación de los combatientes de este movimiento.

mkh/anz/mrg

Comentarios