• Destrucción de viviendas en Rafah por el Ejército egipcio.
Publicada: sábado, 6 de junio de 2015 17:14
Actualizada: sábado, 6 de junio de 2015 18:17

Egipto planea evacuar unas 10 000 viviendas, que se encuentran en el lado egipcio de la frontera con la Franja de Gaza, para ampliar su llamada zona de amortiguamiento en dicha región.

De acuerdo con fuentes militares egipcias, los residentes deberán abandonar sus viviendas a partir del 20 de julio, cuando termina el sagrado mes de Ramadán (próximo mes del calendario lunar de los musulmanes), informan este sábado los medios de comunicación egipcios.

La nueva zona tendrá una distancia de 5 kilómetros desde la frontera y estará protegida por un canal con agua. 

Con este plan, patrocinado por el régimen de Israel, El Cairo busca impedir la supuesta entrada al territorio egipcio de gazatíes o miembros del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS), a los que acusa de apoyar a los grupos armados que operan en la conflictiva península de Sinaí, en el norte del país norteafricano.

Bajo esta alegación, el Gobierno egipcio ha obligado a miles de personas a abandonar sus hogares, demoliendo sus casas en la frontera con Gaza a cambio de indemnizaciones. Entre las zonas afectadas están los barrios de Safa, Imam Ali o Al-Ahrash de la ciudad de Rafah.

El pasado 27 de noviembre, Amnistía Internacional (AI) condenó la decisión del Gobierno egipcio de destruir cientos de casas en Rafah y llamó a las autoridades del país a poner fin a los “desalojos ilegales” de los residentes de esa zona con el objetivo de crear una zona de amortiguamiento en la frontera entre la península del Sinaí y la Franja de Gaza.

Desde junio de 2007, fecha de la llegada al poder de HAMAS en Gaza, elegido democráticamente, el régimen de Tel Aviv con la cooperación de El Cairo ha aplicado un cerco terrestre, marítimo y aéreo al enclave, lo que impide a los residentes de la zona satisfacer sus necesidades básicas.

Uno de los túneles subterráneos que alimentan a la asediada Franja de Gaza.

 

Desde la llegada al poder del actual presidente egipcio, el exmilitar Abdel Fatah al-Sisi, por medio de un golpe militar contra el presidente electo Mohamad Mursi, las Fuerzas Armadas de Egipto han destruido sistemáticamente los túneles subterráneos que comunican Gaza con Egipto -más de 1 600-, y que suministran de productos básicos a los asediados palestinos de la Franja. 

ftm/nii/

Commentarios