• Las oficinas de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, en inglés) en el estado de Maryland (noreste de EEUU).
Publicada: sábado, 28 de noviembre de 2015 18:40
Actualizada: sábado, 28 de noviembre de 2015 19:12

La Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos pretende ampliar el plazo de sus actividades de espionaje, que vence el domingo 29 de noviembre.

“Desde el domingo, 29 de noviembre, el gobierno tiene prohibido interceptar datos telefónicos masivos (nombres, fechas y duración de las llamadas) (…) sean de los estadounidenses o de los extranjeros”, indicó la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, en inglés) en un comunicado, citado el viernes por el diario estadounidense The Washington Times.

“Desde el domingo, 29 de noviembre, el gobierno tiene prohibido interceptar datos telefónicos masivos (nombres, fechas y duración de las llamadas) (…) sean de los estadounidenses o de los extranjeros”, indicó la NSA en un comunicado.

Aduce que, a pesar de ello, esa organización norteamericana trata de conseguir permiso para extender por otros tres meses la vigilancia de las llamadas telefónicas ya interceptadas, que se cuentan por millones.

Durante ese plazo, la NSA además pretende probar si funciona o no el nuevo programa que reemplazará al antiguo. La fuente no dio detalles de dicho programa.

El Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera de los Estados Unidos (FISC, por sus siglas en inglés) está estudiando la solicitud hecha por la NSA, añadió el rotativo estadounidense.

En virtud de la iniciativa aprobada a principios de este año en el Congreso del país, la NSA tendrá que acudir a las compañías telefónicas cada vez que necesite datos.

Además deberá demostrar su intención de buscar el número de una persona o un grupo específico más que exigir datos masivos.

El pasado 7 de mayo, el segundo Tribunal del Circuito de Apelaciones en Manhattan (Nueva York) declaró ilegal la masiva vigilancia de las llamadas telefónicas de los ciudadanos, llevada a cabo por la NSA.

El exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad Edward Snowden.

 

El exanalista de NSA Edward Snowden divulgó en junio de 2013 decenas de miles de documentos clasificados como alto secreto sobre programas globales de espionaje masivo de los organismos de Inteligencia de EE.UU.

Las filtraciones de Snowden provocaron, asimismo, un enfriamiento en las relaciones de Washington con sus aliados, que consideraban inaceptable espiar a un país que es aliado.

ask/nii/