• Un portaaviones “USS Theodore Roosevelt” en el mar de China Meridional, 29 de octubre de 2015.
Publicada: jueves, 5 de noviembre de 2015 8:53
Actualizada: jueves, 5 de noviembre de 2015 12:06

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, ha visitado el portaaviones USS Theodore Roosevelt que se encuentra en las aguas en disputa en el mar de China Meridional.

"(La presencia del barco en esa zona es) como una señal del papel determinante que desempeña el poderío militar estadounidense en una región muy relevante para el futuro de Estados Unidos (…) Hay mucha preocupación sobre el comportamiento chino", ha manifestado este jueves Carter durante su visita de tres horas.

(La presencia del barco en esa zona es) como una señal del papel determinante que desempeña el poderío militar estadounidense en una región muy relevante para el futuro de Estados Unidos (…) Hay mucha preocupación sobre el comportamiento chino", afirma el secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter.

El desplazamiento del jefe del Pentágono tiene la intención de reforzar la postura de EE.UU. sobre las demandas, a su juicio, excesivas de China que reivindica como su gran parte del mar del Sur de China.

Estado Unidos mantendrá una fuerte presencia naval en dichas aguas a fin de apoyar a las naciones en su reclamo soberano ante Pekín, alega Carter, quien estuvo los días anteriores en Malasia donde asistió a la cumbre de ministros de Defensa de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, en tercera cumbre de ministros de Defensa de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) celebrada en Malasia, 4 de noviembre de 2015.

 

No es raro que un secretario de Defensa suba a bordo de un portaaviones, pero esta vez, llama la atención que la visita tenga lugar en una zona altamente involucrada en tensiones. 

El domingo, Carter anunció que el aumento de sus maniobras militares en torno a las aguas del mar de China Meridional se debe a la petición de sus aliados en la zona.

Anteriormente, el Pentágono envió el destructor estadounidense USS Lassen a un área a 12 millas náuticas (22,2 kilómetros o 13,8 millas) de distancia de las islas spratly (llamadas Nansha por China). 

El desafío militar causó, como era de esperar, una reacción por parte de China. El vicecanciller chino, Zhang Yesui, tachó la medida de “muy irresponsable” mientras se reunía con el embajador de EE.UU. en China, Max Baucus.

Lu Kang, portavoz de la Cancillería china, no respondió sobre si Pekín consideraría una respuesta militar, pero sí subrayó que cualquier acto provocativo futuro hará que las construcciones en las islas se aceleren.

China reclama la soberanía de las islas Spratly, una zona en la que Filipinas, Vietnam, Taiwán, Malasia y Brunei se disputan también parte de la soberanía del territorio o las aguas.

Pekín sostiene que las islas tendrán usos principalmente civiles así como fines defensivos no definidos.

ftn/ncl/mrk