• Dos F-22 Raptors y un bombardero B-2 Spirit desplegados en la Base de la Fuerza Aérea Andersen, Guam, vuelan en formación sobre el océano Pacífico.
Publicada: martes, 30 de noviembre de 2021 1:01
Actualizada: martes, 30 de noviembre de 2021 3:10

El Pentágono lanza plan para aumentar la presencia militar y logística de EE.UU. en Australia, aviones de combate incluidos, con la meta de disuadir a China.

Según un comunicado publicado el lunes por el Departamento de Defensa (el Pentágono), Estados Unidos intenta ampliar su presencia militar en Australia y las islas del Pacífico como parte de una estrategia para disuadir a China.

“Estas iniciativas incluyen [...] ampliar las infraestructuras en Australia y las islas del Pacífico, así como emplazar aviones en Australia de forma rotativa”, ha dicho la subsecretaria de Defensa para Asuntos Políticos en funciones, Mara Karlin, revelando el plan de EE.UU. para reforzar su presencia tanto militar como logística en Australia.

La medida de Washington se ha producido unos días después de que la Defensa australiana haya alertado del rápido desarrollo del poder militar de China y su preocupación al respecto. “Todas las principales ciudades de Australia [...] están dentro de la gama de los misiles de China”, indicó.

 

Además, Karlin ha afirmado que la revisión de la postura global de EE.UU. sirvió de base para que el secretario de Defensa norteamericano, Lloyd Austin, “aprobara el estacionamiento permanente de un escuadrón de helicópteros de ataque y un cuartel general de división de artillería en Corea del Sur, anunciado a principios de este año”.

“En el Indo-Pacífico, la revisión dirige la cooperación adicional con aliados y socios para avanzar en iniciativas que contribuyan a la estabilidad regional y disuadan la posible agresión militar china y las amenazas de Corea del Norte”, apostilló también el Pentágono.

Las tensiones entre EE.UU. y China han escalado, cuyos efectos redundan en una guerra económica y tecnológica. Además, se han involucrado en un juego de culpa por el coronavirus y están en desacuerdo en casi todos los frentes, como las disputas por el mar de la China Meridional, Hong Kong, Taiwán, la región de Xinjiang y la compañía tecnológica china Huawei.

Por otro lado, la tirantez entre China y Australia aumenta, es decir, Australia, aliado de EE.UU., ve como un peligro para su soberanía la creciente influencia de Pekín en el Pacífico Sur en pequeños Estados como Fiji y Vanuatu.

glm/ctl/hnb