• Un helicóptero militar estadounidense CH-53K.
Publicada: sábado, 31 de julio de 2021 1:50

Estados Unidos planea vender al régimen de Israel 18 de los más sofisticados helicópteros en su poder, el Sikorsky CH-53K King Stallion.

Según ha informado este viernes la agencia de noticias británica Reuters, el Departamento de Estado de EE.UU. aprobó la venta de 18 helicópteros de carga pesada CH-53K a Israel en un acuerdo, cuyo valor ascendería a los 3400 millones de dólares.

La fuente ha destacado que los contratistas vinculados con el acuerdo son los fabricantes estadounidenses Lockheed Martin y General Electric.

El aludido paquete incluiría 60 motores T408-GE-400 fabricados por General Electric, 36 sistemas de navegación y equipos de comunicación, ametralladoras calibre .50, así como soportes técnicos y logísticos.

EE.UU. está comprometido con la seguridad de Israel, y es vital para los intereses nacionales del país (norteamericano) ayudar a Israel a desarrollar y mantener una capacidad de autodefensa fuerte y preparada”, ha remarcado.

 

Conforme al Departamento estadounidense, la venta ayudaría a la “capacidad de la Fuerza Aérea israelí” para transportar vehículos blindados, personal y equipo.

El aviso ha dado inicio a un período de revisión del Congreso de EE.UU. en que los legisladores podrían votar para bloquear la venta, si quisieran, aunque es improbable.

La venta de armas a Israel se ha vuelto un tema polémico, especialmente después de que la Administración del presidente de EE.UU., Joe Biden, aprobó el pasado mayo la venta de armas por 735 millones de dólares al régimen, en el medio de la agresión militar que las fuerzas israelíes perpetraron durante 11 días contra la Franja de Gaza.

En el referido conflicto que tuvo lugar del 10 al 21 de mayo, más de 250 palestinos perdieron la vida por los bombardeos israelíes en Gaza, según el Ministerio palestino de Salud.

Entretanto, varios legisladores demócratas estadounidenses presentaron resoluciones en busca de prohibir la venta de armas a Israel y exigieron a Biden que presionara al régimen de Tel Aviv para que pusiera fin a su ofensiva contra el enclave costero palestino.

sar/ctl/rba