• Una mujer muere tras ser atropellada durante una protesta en EEUU
Publicada: lunes, 14 de junio de 2021 15:51
Actualizada: lunes, 14 de junio de 2021 18:17

Una mujer murió y al menos tres personas resultaron heridas tras ser atropelladas durante una protesta en EE.UU. contra el racismo y la violencia policial.

El domingo por la noche, un vehículo arremetió contra un grupo de manifestantes que protestaban en el vecindario de Upton en la ciudad de Mineápolis (el estado de Minnesota) contra el asesinato del afrodescendiente Winston Smith, de 32 años, en un tiroteo policial.

La policía de Mineápolis ha afirmado este lunes en un comunicado que el conductor fue detenido y recibió tratamiento por lesiones en un hospital. El comunicado dice que los manifestantes sacaron al atacante después del accidente y comenzaron a golpearlo antes de que llegaran los agentes y lo detuvieran.

Una mujer adulta gravemente herida en el lugar fue declarada muerta en el hospital y al menos otras tres personas resultaron heridas como resultado del accidente.

 

Una cámara de videovigilancia captó el momento en que el conductor arremete contra los manifestantes con su vehículo 

Si bien se desconoce el motivo del incidente, la investigación preliminar indica que las drogas o el alcohol pueden haber sido un factor, según el comunicado de la Policía.

El vecindario de Upton, donde ocurrió el incidente mortal, ha sido escenario de protestas desde que Winston Booge Smith Jr. de 32 años y padre de tres hijos, murió baleado el 3 de junio a manos de los agentes del orden en Mineápolis.

Esta ciudad está en vilo por las protestas desde hace más de un año cuando el afrodescendiente George Floyd, fue asesinado por un policía blanco que le apretó la rodilla contra el cuello cuando estaba en el piso. 

Además, el asesinato de un joven negro Daunte Wright en otro tiroteo policial en abril en un suburbio cercano ha echado más leña a las protestas en esta ciudad.

La brutalidad de la Policía de EE.UU., la sexta causa de muerte entre los jóvenes afrodescendientes, ha suscitado reprobaciones de diversas organizaciones de derechos civiles. Los críticos señalan que los cimientos del racismo son inherentes al sistema político estadounidense por ser parte de las instituciones públicas del país norteamericano.

tmv/rba