• Migrantes hondureños, que se dirigen a EE.UU., se reúnen para orar en Vado Hondo, Guatemala, 17 de enero de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 30 de enero de 2021 15:12
Actualizada: sábado, 30 de enero de 2021 17:42

La Casa Blanca pide a los migrantes que no lleguen a las fronteras de EE.UU. y esperen hasta que la Administración de Biden tome la medida oportuna al respecto.

“La situación en la frontera no ha cambiado. Ustedes [los migrantes] se ponen en peligro a ustedes mismos, a su familia y a sus acompañantes. Ahora no es el momento de llegar a la frontera de EE.UU.”, avisó el viernes la asistente especial de la Casa Blanca y coordinadora de la frontera suroccidental del país norteamericano, Roberta S. Jacobson.

En un encuentro virtual celebrado en el Centro de Medios de las Américas del Departamento de Estado de EE.UU. en Miami, en el estado de Florida (sureste), Jacobson aseveró que la situación de los migrantes no cambiará de “la noche a la mañana”.

La funcionaria señaló, además, que no se van a flexibilizar las medidas en contra de la migración irregular y que el nuevo Gobierno estadounidense, presidido por Joe Biden, necesita tiempo para hacer frente a la complejidad de la situación.

En este sentido, Jacobson recordó que las reformas migratorias actualmente benefician tan solo a los solicitantes de asilo que hayan ingresado a EE.UU. antes de 2021.

 

De igual modo, recordó que el nuevo inquilino de la Casa Blanca no tiene planes, de momento, de transferir a personas en EE.UU. bajo los Acuerdos de Cooperación de Asilo (ACA), que fueron rubricados por Washington y El Salvador, Guatemala y Honduras durante la Administración del expresidente estadounidense Donald Trump.

El Gobierno de Trump firmó en 2019 convenios migratorios, conocidos como los llamados acuerdos de “tercer país seguro”, con los tres países mencionados, como parte de su política para frenar la llegada de indocumentados a la frontera sur de EE.UU.

Conforme a los ACA, “algunos migrantes que pidan asilo o algún tipo de protección humanitaria similar en la frontera de EE.UU. van a ser transferidos hacia El Salvador, Honduras o Guatemala”.

Varias organizaciones promigrantes han condenado estos acuerdos, denunciando que amenazan con hacer más difícil la vida de los migrantes que buscan asilo en EE.UU. enviándolos a estos tres países, plagados de una violencia endémica, inestabilidad y sistemas de asilo mal equipados.

Esto mientras que solo en diciembre pasado llegaron a las fronteras de EE.UU. numerosas caravanas de miles hondureños a fin de entrar en el país norteamericano en busca de una vida mejor.

La extrema pobreza, la violencia, el desempleo y la corrupción en medio de la lucha contra la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, son las razones que alegan los migrantes para abandonar sus respectivas patrias y buscar el sueño americano.

mmo/anz/ftn/hnb