• Un miembro de la Guardia Nacional de EE.UU. cerca del Capitolio (sede del Congreso), Washington D.C. (la capital), 19 de enero de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 27 de enero de 2021 19:22

Estados Unidos eleva el nivel de alerta antiterrorista por una posible violencia de extremistas opuestos al nuevo Gobierno del país, presidido por Joe Biden.

En un comunicado publicado este miércoles, el Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos en ha alertado de un “clima de crecientes amenazas” vinculadas a “extremistas violentos” antigubernamentales que se oponen a la Administración del demócrata Joe Biden.

Conforme al texto, el Departamento no ha dispuesto de “información sobre un complot específico creíble”, mientras ha señalado a los recientes “disturbios violentos” que ha vivido el país norteamericano durante los últimos días, aseverando que tales amenazas podrían durar aún varias otras semanas.

Este comunicado ha sido emitido una semana después de que la toma de posesión de Biden se celebrara en medio de duras restricciones y medidas de seguridad, implementadas por el Servicio Secreto de Estados Unidos, ante anuncios de posibles disturbios y protestas violentas.

No obstante, varios demócratas presentes en la investidura, pese al masivo despliegue de la Guardia Nacional, estaban llevando chalecos antibalas durante la ceremonia por temor a un posible ataque extremista.

 

De hecho, las preocupaciones saltaron tras el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero. El edificio, que alberga el Congreso de EE.UU., fue violentado por partidarios del expresidente Donald Trump, ―azuzados por el propio magnate― a fin de detener una sesión legislativa conjunta para certificar la victoria de Biden en las elecciones del pasado 3 de noviembre.

Eso se produce mientras Trump, quien alentó los disturbios en el Capitolio, ahora se enfrenta a un nuevo juicio político (impeachment) —que comenzará la segunda semana de febrero— por su implicación en dicho incidente.

Los temores por un nuevo escenario de violencia aumentan mientras el republicano dijo el pasado 22 de enero que volvería de alguna forma a la escena política en su primer comentario público desde que abandonó la Casa Blanca.

mrp/lvs/tqi/rba