• El destructor USS John McCain de la Armada estadounidense surca las aguas costeras de Vietnam en 2011. (Foto: AP)
Publicada: miércoles, 25 de noviembre de 2020 9:50

La Armada de EE.UU. avisa que no reconoce los lindes marítimos de Rusia en una parte del mar de Japón, un área donde uno de sus buques violó al adentrarse.

La Oficina de Asuntos Públicos de la Séptima Flota de EE.UU. informó, mediante un comunicado emitido el martes, que el destructor USS John McCain de la Armada estadounidense estaba navegando en aguas internacionales de una ruta marítima en las cercanías del golfo de Pedro el Grande en el mar de Japón, cuando recibió un aviso del cambio de rumbo por parte del mando del destructor ruso Admiral Vinográdov, de la Flota del Pacífico, para que se alejara de esa región si no quisiera ser objeto de una interceptación marítima.

En la nota, se recoge el rechazo categórico de la Armada estadounidense a las “reclamaciones marítimas excesivas” de Rusia en esa región del océano Pacífico al dejar señalado que el punto de controversia, en lo que respecta al Gobierno de EE.UU., se relaciona con los reclamos marítimos que se remontan a 1984, cuando la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) declaró un sistema de “líneas de base rectas” a lo largo de sus costas, apostando a que ciertos cuerpos terrestres entrantes en agua, como la bahía de Pedro el Grande, son “internos” a las fronteras soberanas del país euroasiático.

La declaración de la Séptima Flota explica, “esta línea de cierre de 106 millas náuticas es incompatible con los principios del derecho internacional, tal como se refleja en la Convención sobre el Derecho del Mar de 1982 para encerrar las aguas de una bahía. Al trazar esta línea de cierre, la URSS intentó reclamar más aguas internas y mar territorial más lejos de sus costas de lo que tiene derecho a reclamar según el derecho internacional”.

Los marineros observan como el USS John S. McCain se acerca al buque de abastecimientos USNS Alan Shepard antes de una reposición en el mar de China Meridional, el 22 de octubre de 2020.

 

Ya en ese momento, agrega el escrito, “Estados Unidos demostró que estas aguas no pertenecen al espacio marítimo territorial de Rusia y que EE.UU. no acepta la reclamación de Rusia de que la bahía de Pedro el Grande es una ‘bahía histórica’ según el derecho internacional”.

La misiva subraya que conforme al derecho internacional del mar, tal como se refleja en la Convención sobre el Derecho del Mar de 1982, “Estados Unidos defiende estos derechos y libertades de navegación como una cuestión de principio para preservar la libertad de los mares que es fundamental para la seguridad, la estabilidad y la prosperidad de las regiones del mundo”. 

De todas formas, la Marina estadounidense no llegó a confirmar ni negar que hubiera existido una clara amenaza de interceptación de su destructor USS John McCain por parte del buque ruso el Almirante Vinográdov. 

Sin embargo, no sería la primera vez en los últimos años que un buque de guerra estadounidense ha sido interceptado por uno de sus homólogos de la Armada rusa en las aguas del océano Pacífico por haber violado sus aguas territoriales.

krd/ktg/mnz/mkh