• El entonces vicepresidente y ahora presidente electo de EE.UU., Joe Biden, (izq.) junto a Antony Blinken, Susan Rice y John Kerry en la Casa Blanca, 1 de noviembre de 2013. (Foto: Reuters)
Publicada: lunes, 23 de noviembre de 2020 19:31

El presidente electo de EE.UU., Joe Biden, ignora las denuncias de Trump y nombra a políticos demócratas de alto nivel para puestos claves en la Casa Blanca.

En un comunicado emitido este lunes, el equipo de transición del demócrata Biden ha elegido a varias personas para ocupar altos cargos en el Gabinete y la Casa Blanca, incluyendo al veterano diplomático Antony Blinken como secretario de Estado, quien fue el número dos del Departamento de Estado durante la Administración de Barack Obama (2009-2017).

Además, el exsecretario de Estado John Kerry actuará como el enviado presidencial para el Clima, mientras que Avril Haines, exsubdirectora de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), ocupará el puesto de directora de Inteligencia Nacional de EE.UU.

Biden también ha nominado por primera vez a un cubanoestadounidense — Alejandro Mayorkas— para dirigir el Departamento de Seguridad Nacional.

De este modo, Mayorkas, quien se desempeñó como subsecretario del Departamento de Seguridad Nacional entre 2013 y 2016, encabezará esta agencia, que tiene a su cargo asuntos cruciales como la migración.

No tenemos tiempo que perder cuando se trata de nuestra seguridad nacional y política exterior […] Estas personas tienen la misma experiencia y la prueba de crisis que son innovadoras e imaginativas”, ha subrayado el mandatario electo estadounidense.

Biden repudia repetidamente “la increíble irresponsabilidad” de Trump, quien aún se niega a aceptar su derrota en las presidenciales del pasado 3 de noviembre en EE.UU., y califica de “indignantes” las infundadas afirmaciones del magnate republicano sobre supuestos “actos fraudulentos” cometidos en los comicios.

La negativa de Trump a aceptar los resultados ha desatado una ola de rechazos en el país, donde diferentes expertos y políticos advierten de una transición caótica del poder, el estallido de más violencia que podría resultar en una guerra civil.

fmk/ctl/tqi/rba