• Un trabajador camina por el campo de gas de Siba, en Basora, Irak, 25 de abril de 2018 (Foto: Reuters).
Publicada: sábado, 21 de noviembre de 2020 17:46

Estados Unidos prorroga por 45 días más la exención que permite a Irak seguir comprando electricidad y gas a Irán, pese a las sanciones contra el país persa.

Conforme ha anunciado este sábado un funcionario iraquí, la nueva exoneración de las sanciones para que el país árabe continúe importando electricidad y gas de Irán expirará días antes de que finalice el mandato del presidente de EE.UU., Donald Trump.

Ellos [la Administración Trump] querían una última oportunidad para tener voz y voto” en Irak, agregó la fuente, que habló bajo condición de anonimato a la agencia francesa de noticias AFP.

El viernes, un portavoz del Departamento estadounidense de Estado también anunció la medida, afirmando que “la exención garantiza que Irak pueda satisfacer sus necesidades energéticas a corto plazo”.

 

El sector eléctrico de Irak está en mal estado y no genera suficiente electricidad para satisfacer la demanda interna. Las sanciones antiraníes de Estados Unidos, que entraron en vigor en noviembre de 2018, tras su salida unilateral del acuerdo nuclear de 2015, amenazaron con cortar suministros al país de su proveedor principal, Irán.

Sin embargo, las autoridades de Irak aseguran que no acatarán las presiones de Estados Unidos para detener las importaciones de energía de Irán. Es más, Teherán y Bagdad acordaron en junio un contrato de 2 años para el suministro de electricidad, pese a intentos de EE.UU. para reducir sus lazos en materia energética.

Ante tal coyuntura, el Gobierno de EE.UU. que no ha tenido más remedio que otorgar al país árabe exenciones de las sanciones contra Irán, las extendió en mayo por otros 60 días hasta el 22 de noviembre.

fmk/hnb/nii/