• El republicano John Ratcliffe ante el Comité de Inteligencia del Senado que revisa su nombramiento como Director de Inteligencia Nacional de EE.UU., 5 de mayo de 2020. (Fuente: AFP)
Publicada: miércoles, 6 de mayo de 2020 0:41

China es la “mayor amenaza” que enfrenta EE.UU., dijo el martes John Ratcliffe, candidato del presidente Trump para dirigir los servicios nacionales de inteligencia.

Ratcliffe, tras asegurar que Pekín pretende tomar el lugar de superpotencia que ostenta EE.UU., dijo en una audiencia del Senado que, si se confirma su nominación, la comunidad de inteligencia se enfocará en analizar el papel de China en la propagación mundial del coronavirus.

Veo a China como el mayor actor de amenazas en este momento. [...] Es evidente que no queremos un régimen autoritario que establezca estándares en el mercado mundial. No diré que todas las carreteras conducen a China, pero muchas lo hacen”, dijo el congresista republicano de Texas.

En su presentación, citó el impulso geopolítico que el gigante asiático ha conseguido con su “iniciativa del cinturón y nueva Ruta de la Seda”, sus programas para adquirir rápidamente tecnología estratégica y su “iniciativa de fusión militar-civil”, que mantiene al sector privado en línea con las prioridades del Gobierno.

 

Todo estos son ruedas de la misma iniciativa y eso es para que China nos suplante como la superpotencia mundial”. Añadió: “Está claro que no queremos que un régimen autoritario como el Partido Comunista Chino establezca estándares en el mercado mundial”.

El trabajo del director nacional de Inteligencia requiere supervisar y coordinar 16 organismos, incluidos la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA), la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) y la división de contrainteligencia del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

Trump nombró de manera provisional en el cargo a su embajador en Alemania, Richard Grenell, otro de sus grandes defensores políticos. Ahora el Congreso debe ratificar a Ratcliffe o aceptar a Grenell en el puesto por otro medio año.

A Ratcliffe también le preguntaron si había visto evidencias de que el nuevo coronavirus (COVID-19) se originó en un laboratorio en Wuhan, y respondió: “No lo he hecho”.

lvs/nii/