• Nathan Sales, coordinador del Departamento de Estado de EE.UU., en una rueda de prensa.
Publicada: jueves, 27 de febrero de 2020 2:26
Actualizada: jueves, 27 de febrero de 2020 3:27

EE.UU. inserta en la lista negra a Ahmad al-Hamdawi, secretario general del Movimiento de Resistencia Islámica de Irak (Hezbolá), conocido como Kataeb Hezbolá.

Ahmad al-Hamdawi, líder de Kataeb Hezbolá de Irak, ha sido incluido en la lista especial de los terroristas internacionales. Este movimiento es responsable de perpetrar varios ataques contra las tropas de EE.UU. y las de la coalición internacional en Irak”, ha afirmado este miércoles Nathan Sales, coordinador del Departamento de Estado de EE.UU. en una rueda de prensa.

Esta decisión, conforme a Sales, pretende señalar y privar a Kataeb Hezbolá de los medios que necesita para planear ataques contra EE.UU. El país norteamericano incluyó en 2009 al propio Kataeb Hezbolá en la lista de organizaciones terroristas después de que este movimiento se opusiera a la ocupación estadounidense de Irak.

El funcionario estadounidense también ha afirmado que cualquier propiedad perteneciente a Al-Hamdawi está sujeta a la jurisdicción de EE.UU., y a los ciudadanos estadounidenses se les prohíbe realizar transacciones con él.

EE.UU. culpa a Kataeb Hezbolá de haber realizado el 27 de diciembre de 2019 un ataque con cohetes contra una base iraquí cerca de Kirkuk. En dicho asalto, un contratista estadounidense murió y cuatro miembros del servicio estadounidense resultaron heridos.

 

A pesar de que el movimiento iraquí rechazó cualquier implicación en el ataque contra las tropas estadounidenses, días después Washington mató a 31 miembros del movimiento iraquí en varios ataques aéreos contra las bases de Hezbolá en la frontera iraquí y siria.

Tras esta ofensiva, miles de iraquíes atacaron la embajada de EE.UU. en Bagdad, capital de Irak, para expresar su indignación por las violaciones cometidas por el país norteamericano.

Transcurridos tres días del ataque contra la representación diplomática, en otro ataque cobarde, aviones no tripulados (drones) de EE.UU. asesinaron al que fuera comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, y al que fungiera como subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, entre otros combatientes iraníes e iraquíes, en Bagdad.

El asesinato de los símbolos de la lucha contra el terrorismo colmó la paciencia de los iraquíes, por lo que pidieron de forma oficial, a través de una resolución del Parlamento, la salida de las tropas de EE.UU.

mkh/anz/mrg

Comentarios