• Parte de la base estadounidense de Al-Asad destruida por un ataque de misiles iraníes en la provincia de Al-Anbar, Irak.
Publicada: lunes, 10 de febrero de 2020 23:02
Actualizada: martes, 11 de febrero de 2020 4:26

El Pentágono confirma que 109 militares han sido diagnosticados con lesiones cerebrales a raíz del ataque iraní lanzado contra su base Ain Al-Asad en Irak.

El nuevo número de afectados es un incremento de casi el 50 % desde el último reporte dado a conocer el mes pasado, cuando se supo que 64 soldados padecían “conmociones cerebrales y TBI (lesión cerebral traumática)”.

En un comunicado, el Departamento de Defensa (el Pentágono) ha afirmado este lunes que 76 de los 109 militares heridos habían regresado al servicio.

El pasado 30 de enero advirtió que los números se incrementarían. El general Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto, explicó“Había miles de personas en la base aérea de Ain Al-Asad. Todas estas personas han sido examinadas y obtuvimos un número (de heridos), y ese número está aumentando”.

Horas después de la operación de represalia de Irán contra dicha base ubicada en la provincia occidental iraquí de Al-Anbar, donde están desplegadas las fuerzas norteamericanas, el presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo que sus tropas estaban muy bien. 

Los síntomas de este tipo de lesiones incluyen dolores de cabeza, mareos, sensibilidad a la luz y náuseas.

Varios grupos médicos y de salud han tratado durante años de crear conciencia sobre la gravedad de las lesiones cerebrales, incluidas las conmociones cerebrales.

 

El 8 de enero, el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán disparó misiles balísticos contra la base aérea Ain Al-Asad después de que EE.UU. asesinara al comandante de la Fuerza Quds del CGRI, el teniente general Qasem Soleimani; al subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, y a otros combatientes iraníes e iraquíes.

El portavoz jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general de brigada Abolfazl Shekarchi, ha previsto recientemente que Washington no podrá seguir ocultando las grandes pérdidas originadas por el ataque misilístico de Irán.

Ha aseverado también que Estados Unidos asesinó al destacado general iraní para acabar con las fuerzas regionales de resistencia y compensar sus derrotas en la zona, pero tuvo resultados contraproducentes, pues millones de personas no solo en Irán sino en otras partes del mundo se unieron en contra de EE.UU.

alg/lvs/ncl/hnb

Comentarios