• La Conferencia internacional American Decline organizada por la Unión de Asociaciones Independientes de Estudiantes Islámicos, en la ciudad de Mashad, Irán.
Publicada: miércoles, 5 de febrero de 2020 7:58
Actualizada: miércoles, 5 de febrero de 2020 18:04

Un exmiembro de la Armada estadounidense asegura que la incapacidad de las fuerzas militares de EE.UU. para luchar contra el CGRI ya ha sido probada.

Estados Unidos no puede actuar contra Irán, la Marina de EE.UU. se ha mostrado incapaz de enfrentarse a las fuerzas del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán”, puso de relieve el lunes el analista de seguridad y exmiembro de la Marina del país norteamericano Gordon Duff, en la Conferencia internacional American Decline organizada por la Unión de Asociaciones Independientes de Estudiantes Islámicos en Mashad, ciudad santa de Irán (noreste).

Duff enfatizó que el país norteamericano debe salir de la región y poner fin a sus políticas para fortalecer las fuerzas terroristas como el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

El pasado enero, el inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, reconoció que tiene previsto mantener sus tropas en Irak para “controlar el petróleo” tal y como lo ha hecho con Siria.

 

Eso mientras a principios de enero el Parlamento iraquí aprobó una resolución en la que exigía al Gobierno la expulsión de las fuerzas militares norteamericanas.

Tanto el Gobierno como el pueblo de Irak han pedido la salida de tropas de EE.UU. de su territorio. El 24 de enero, cientos de miles de iraquíes salieron a las calles de Bagdad, la capital, para exigir la salida de las tropas de Estados Unidos del país árabe.

“Como diplomático de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), pasé varios años en Irak. Las compañías petroleras aprovechan al máximo de las guerras en el oeste de Asia, porque la Administración de Estados Unidos se refiere constantemente a ellas para reconstruir la infraestructura y fortalecer sus bases”, enfatizó Duff.

Asimismo, recordó que el costo de la presencia de fuerza militar de EE.UU. en la región fue muy alto, sin embargo, sus beneficios de estas guerras también fueron muy altos para estas compañías norteamericanas.

En otro momento de sus declaraciones, el exmilitar estadounidense destacó el papel determinante de los Estados de la región en la coyuntura actual, agregando que muchas de estas situaciones son consecuencias de la política de la guerra contra el terrorismo que comenzaron bajo el Gobierno del exmandatario estadounidense, George W. Bush (2001-2009).

nsr/ktg/nlr/hnb