• Un dron espía MQ-4C Triton de las Fuerzas Armadas de EE.UU.
Publicada: martes, 28 de enero de 2020 9:32

Estados Unidos despliega por primera vez dos MQ-4C Triton en Guam para elevar la capacidad de vigilancia del Pentágono en el Pacífico occidental y Asia oriental.

El comandante de la séptima Flota de la Armada de Estados Unidos, Matt Rutherford, reafirmó en un comunicado publicado el lunes la llegada de los dos aviones no tripulados (dron) espía a la base de Andersen de la Fuerza Aérea en la isla de Guam, ubicada en el océano Pacífico, donde complementarán otras operaciones de inteligencia de la Marina estadounidense.

“La introducción de MQ-4C Triton en el área de operaciones de la Séptima Flota amplía el alcance de la patrulla marítima y la capacidad de reconocimiento de la Marina de EE.UU. en el Pacífico occidental”, señaló el militar norteamericano.

Guam es un territorio bajo dominio estadounidense que se encuentra en Micronesia, parte de la misma cadena de islas que forman la cadena Marianas, a unas 1900 millas al sureste de la costa china.

Según indican varios análisis, un tercio del mar del Sur de China, donde el gigante asiático se ha expandido y fortalecido constantemente en pequeños islotes y su reclamo sobre la vía fluvial, también están al alcance de los Triton en Guam.

La decisión de EE.UU. de enviar por primera vez este tipo de drones a la zona corresponde a la estrategia que el secretario de Defensa norteamericano (el Pentágono), Mark Esper, ha priorizado en su agenda de trabajo para modificar el enfoque militar de Estados Unidos para competir con China y Rusia.

 

Esper afirmó el pasado diciembre que examina los requisitos de fuerza y recursos en cada área del planeta con el fin de aumentar el enfoque hacia estos dos países que los describe como “los poderes revisionistas de hoy en día”.

Mi ambición es y sigue siendo revisar cómo retiramos recursos, siendo éstos tropas y equipo y otras cosas” de algunas regiones, y ya sea que los regresemos a Estados Unidos o los cambiemos a la región Asía-Pacífico, adujo.

EE.UU. ha perdido la ventajosa posición que ocupó en la segunda mitad de la Guerra Fría, y Rusia y China se le han ido aproximando en los últimos años. Washington ha reconocido que su influencia está en declive en muchas partes del mundo por el avance de estas dos naciones, de ahí que, para poder hacerles frente, trate de fortalecerse en distintos campos, en el militar especialmente.

A mediados de noviembre pasado, la Comisión de Estrategia de Defensa Nacional del Congreso advirtió de que la superioridad militar norteamericana en el mundo se “ha erosionado hasta alcanzar un grado peligroso” y de que Washington podría perder una guerra con China o Rusia.

msm/rha/msf

Comentarios