• Joe Biden, vicepresidente de Estados Unidos, 13 de julio de 2015.
Publicada: martes, 14 de julio de 2015 8:33

El vicepresidente estadounidense, Joseph ‘Joe’ Biden, ha acusado al Gobierno ruso de esforzarse por hacer colapsar la economía ucraniana, afirmando que Kiev “está siendo asediada”.

“Rusia está tratando de socavar la estabilidad y la soberanía de Ucrania por todos los medios que puede, incluidos los intentos por crear condiciones que podrían causar el colapso económico de Ucrania”, dijo Biden el lunes en un foro de negocios ucraniano estadounidense, en la Cámara de Comercio de Estados Unidos, en Washington.

Rusia está tratando de socavar la estabilidad y la soberanía de Ucrania por todos los medios que puede, incluidos los intentos por crear condiciones que podrían causar el colapso económico de Ucrania, afirmó el lunes el vicepresidente estadounidense, Joe Biden.

Biden afirmó que el derrumbe de la economía ucraniana es “la primera opción” de Moscú, y añadió que Estados Unidos “no puede dejar que tenga éxito esa estrategia”.

 “Sigue enviando sin cesar tropas rusas, mercenarios y matones rusos a sueldo, tanques rusos y misiles rusos a numerosas partes de Ucrania”, afirmó, tras acusar al Kremlin de construir “puestos militares avanzados” en suelo ucraniano.

El primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniuk, presente también en el foro de negocios en Washington 13 de julio de 2015.

 

El mandatario estadounidense declaró que esos presuntos actos de Rusia amenazan no sólo a Kiev, sino “la aspiración compartida a una Europa entera, libre y en paz”.

Sigue enviando sin cesar tropas rusas, mercenarios y matones rusos a sueldo, tanques rusos y misiles rusos a numerosas partes de Ucrania, afirmó Biden de Rusia.

Las declaraciones de Biden suponen la continuación de meses de acusaciones similares de Washington, desde la aparición de movimientos de resistencia en las regiones rusohablantes de Ucrania ante el derrocamiento del antiguo presidente Víktor Yanukóvich en febrero de 2014 y su sustitución por dirigentes proccidentales designados por Washington.

Miembros de la 173ª Brigada Aerotransportada del Ejército estadounidense, en un entrenamiento en Lituania, en 2014.

 

Rusia ha desmentido categóricamente las acusaciones en todo momento, lo que no ha servido para evitar varias rondas de “sanciones” a su supuesto comportamiento agresivo, y en particular por la adhesión —reintegración, según Rusia— de Crimea a la Federación Rusa, tras el referéndum de marzo del año pasado.

Las acusaciones occidentales son utilizadas por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) para justificar su expansión militar en Europa. En noviembre, Washington tiene intención de comenzar a entrenar al Ejército ucraniano en una base situada en el oeste del país.

mla/rha/msf

Comentarios