• Exsecretaria de Estado estadounidense (2009-2013), Hillary Clinton.
Publicada: martes, 7 de julio de 2015 5:25

La ex secretaria de Estado de EE.UU. se mostró preocupada por el hecho de comparar al régimen de Israel con la Sudáfrica del apartheid, informaron el lunes los medios.

“Estoy profundamente preocupada por los intentos de comparar a Israel con la Sudáfrica del apartheid”, indicó Hillary Clinton al magnate israelí de la prensa estadounidense Haim Saban, y al líder comunal judío, Malcolm Hoenlein, en una carta abierta remetida a principios de este mes de julio.

Estoy profundamente preocupada por los intentos de comparar a Israel con la Sudáfrica del apartheid”, indicó Hillary Clinton

Parte de la carta de la ex primera dama de EE.UU., Hillary Clinton, a los magnates israelíes

 

De igual manera, expresó su preocupación por el aumento de los intentos antisionistas que amenazan la existencia de ese régimen, en especial desde Europa, y subrayó la necesidad de repudiar semejantes actos.

La compañía multinacional gala de telecomunicaciones Orange SA, intentó el pasado 30 de junio poner fin a su cooperación el régimen de Israel, pese a las amenazas de muerte recibidas por sus dirigentes el 16 de junio tras anunciar su intención.

En el mismo contexto, el Comité de Finanzas del Senado de Estados Unidos, en abril, aprobó por unanimidad que su Gobierno trate de imponer a la Unión Europea (UE) medidas para “disuadir” el boicot al régimen israelí, dentro de una histórica “alianza” comercial que negocian actualmente.

Clinton comparó el movimiento pacífico de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) con el ataque contra la sede del semanario francés ‘Charlie Hebdo’ en París, capital de Francia, que tuvo lugar el pasado 7 de enero.

“Como bien saben, BDS busca castigar a Israel y dictar cómo los israelíes y los palestinos deben resolver su conflicto”, aseveró Clinton a los magnates israelíes, donantes de su campaña electoral.

“Como saben bien, BDS busca castigar a (el régimen de) Israel y dictar cómo los israelíes y los palestinos deben resolver su conflicto”, aseveró Clinton a los magnates Israelíes, donantes de su campaña electoral.

En este sentido, Clinton pidió que piensen en las vías para cooperar con el futuro Gobierno de Estados Unidos, en aras de neutralizar los intentos antisraelíes, y expresó su entusiasmo de trabajar nuevamente con ellos.

Asimismo, la precandidata demócrata a la presidencia de EE.UU. 2016, al expresar su preocupación por la campaña de boicot, prometió que, de ser electa presidenta, tomará acciones “legales” para apoyar un “estado judío”.

La semana pasada, Clinton prometió que será mejor para el régimen israelí de lo que es el actual presidente de Estados, Barack Obama.

Una bandera del movimiento BDS colgada en el Puente de Manhattan, en Nueva York (EE. UU.)

 

El creciente movimiento del BDS, lanzado hace una década por militantes palestinos, tiene como fin aumentar la presión económica y política contra el régimen de Tel Aviv, acabar con la ocupación de los territorios palestinos y hacer respetar el derecho al retorno de los refugiados.

El expresidente israelí, Shimon Peres, el 8 de junio, dijo que el creciente boicot internacional contra Israel pone en riesgo la existencia de ese régimen y es equivalente a la guerra.

La inversión extranjera en los territorios ocupados ha sufrido un fuerte descenso, reduciéndose hasta casi un 50 %, como consecuencia de su brutal ofensiva de 2014 contra la Franja de Gaza y el boicot internacional.

Más de siete semanas de agresiones israelíes contra Gaza, entre julio y agosto de 2014, dejaron al menos 2310 muertos y 10.626 heridos, en su mayoría civiles, según el Ministerio palestino de Salud, además de unas 100 mil personas sin casa.

ask/ybm/msf

Comentarios