• Intereses a puerta cerrada y la nueva embajada de EEUU
Publicada: jueves, 7 de diciembre de 2017 10:23
Actualizada: jueves, 7 de diciembre de 2017 10:44

Donald Trump reconoce a Al-Quds (Jerusalén), como la capital del régimen de Tel Aviv. Una medida controversial y peligrosa, advierten analistas.

Según algunos analistas, el anuncio de Donald Trump de la relocalización de la embajada de su país de Tel Aviv a Al-Quds, equivale a echarle leña al fuego.

Según Wilfredo Amr Ruíz, experto en política internacional, la medida está muy lejos de ser un beneficio para Estados Unidos y el mundo.

Ocupada desde 1967 por el régimen de Tel Aviv, Jerusalén es uno de los escenarios del apartheid en contra del pueblo palestino, y con el beneplácito de Washington, dicho régimen, adquiere una nueva excusa para proseguir con sus políticas.

Y si precisamente se trata de intereses a puerta cerrada qué mejor referencia que el Comité de Asuntos Públicos Israelí-Americano (AIPAC, por sus siglas en inglés), un lobby dedicado a impulsar políticas pro-régimen de Tel Aviv en Washington.

Marcelo Sánchez, Miami.

akm/msf

Commentarios