• Trenes en una estación de metro de Nueva York (EEUU).
Publicada: sábado, 12 de agosto de 2017 17:20

El grupo terrorista Al-Qaeda busca aprovechar las laxas medidas de seguridad que protegen los ferrocarriles de EE.UU. para perpetrar atentados.

Según informó el viernes el portal The Washington Times, el sistema ferroviario de Estados Unidos es vulnerable a posibles ataques de la red terrorista, ya que no dispone de estrictas medidas de seguridad como los aeropuertos.

A este respecto, el portal recordó las recientes ediciones que ha publicado la revista Inspire, vinculada a Al-Qaeda, con el título: “Operaciones para descarrilar los trenes”, donde explica las posibles formas de atacar los trenes y la red de metro.

Además, el Instituto de Investigación de los Medios de Comunicación de Oriente Medio (MEMRI, por sus siglas en inglés), fundado en Estados Unidos, publicó el viernes un informe advirtiendo de que Al-Qaeda ha creado vídeos propagandísticos que han sido difundidos por sus secuaces en los canales de la aplicación de mensajería Telegram.

“El tráiler destaca que el descarrilamiento es fácil de diseñar usando materiales muy disponibles, este tipo de ataques son difíciles de detectar y el resultado puede dañar sustancialmente el sector de transporte de un país y la economía occidental”, advirtió MEMRI.

El tráiler destaca que el descarrilamiento es fácil de diseñar usando materiales muy disponibles, este tipo de ataques son difíciles de detectar y el resultado puede dañar sustancialmente el sector de transporte de un país y la economía occidental”, advierte el Instituto de Investigación de los Medios de Comunicación de Oriente Medio.

 

EE.UU. tiene más de 160.000 kilómetros de vías ferroviarias. Pero el vídeo se concentra en los ataques contra las línea subterráneas urbanas, mostrando coches que bloquean túneles ferroviarios. También muestra cómo hacer dispositivos que se pueden sujetar en una línea para causar descarrilamientos.

Desde el inicio de la campaña militar saudí contra Yemen en marzo de 2015, Al-Qaeda, junto a otras bandas radicales, como el EIIL (Daesh, en árabe),  han aprovechado la caótica situación para reforzar sus filas y actividades en Oriente Medio.

mjs/ctl/aaf/rba

Commentarios