• Dianne Feinstein, legisladora demócrata por California en el Senado de Estados Unidos, 20 de marzo de 2017.
Publicada: martes, 21 de marzo de 2017 2:52
Actualizada: martes, 21 de marzo de 2017 5:15

Una de las senadoras demócratas de más alto rango ha sugerido que el presidente estadounidense no terminará su periodo presidencial.

Según informa este lunes el rotativo británico The Independent, la legisladora demócrata por California, Dianne Feinstein, afirma que el polémico mandatario estadounidense tendrá que renunciar a su cargo antes de terminar su mandato.

La senadora demócrata afirma que la actitud y las decisiones del nuevo presidente supondrán su caída y adelanta que sus medidas erróneas harán que aumenten las críticas, lo que en un prolongado periodo de tiempo podría obligar a Trump a renunciar a su puesto.

Feinstein recuerda que el inquilino de la Casa Blanca no toma en consideración los reglamentos y cada día viola las leyes que debería estar respetando, por lo que tarde o temprano tendrá que renunciar.

Del mismo modo ha recordado que Trump también está bajo investigación y que podría ser procesado por sus relaciones y la de los miembros de su gabinete y de su campaña electoral con el Gobierno y personas cercanas a Moscú.

 

“Tenemos mucha gente trabajando sobre este asunto. Creo que va a salir por sí mismo”, ha dicho sobre las investigaciones respecto a los lazos de Trump con Rusia mientras que se ha negado a responder si los demócratas tienen planeado iniciar un proceso de impeachment.

Por otro lado, ha informado que los demócratas y algunos republicanos han elaborado una ley que, de ser adoptada, dificultará que Trump actúe tomando en consideración los intereses de las empresas que llevan su nombre, por lo que habrá menos conflicto de intereses.

El descontento con la Presidencia de Trump ha llegado a tal punto que distintos grupos han iniciado campañas para pedir el impeachment de Trump. De momento, dos solicitudes que piden a través de las páginas Web Free Speech For People y Roots Action urgir al Congresoa iniciar una investigación para determinar si Trump debe ser destituido, han reunido más de 606.000 firmas.

Ambas campañas indican en su sitio Web que Trump debería ser separado de su cargo por conflictos de intereses empresariales derivados de su propiedad y negocios en países extranjeros, ya que violan la Constitución, que prohíbe al jefe de Estado aceptar beneficios de otros Gobiernos extranjeros.

También algunos de los demócratas y sus pares republicanos han advertido en varias ocasiones con empezar un proceso de impeachment contra Trump.

hgn/ncl/rba

Commentarios