• El presidente de EE.UU., Donald Trump. 20 marzo de 2017
Publicada: martes, 21 de marzo de 2017 2:50
Actualizada: martes, 21 de marzo de 2017 3:31

La mayoría de jóvenes estadounidenses, particularmente minorías, ve a Donald Trump como un presidente ilegítimo y desaprueba su gestión.

De acuerdo a una encuesta realizada por GenForward y difundida el lunes, alrededor del 57 por ciento de los jóvenes estadounidenses de entre 18 y 30 años califican de ilegítima la presidencia de Trump.

La muestra de pesquisados pertenece a minorías estadounidenses, incluidos 74 por ciento de negros, 71 por ciento de hispanos y el 60 por ciento de asiáticos.

Según el sondeo, el 53 por ciento, la mayoría jóvenes blancos, considera la presidencia de Trump como ilegítima y para más inri entre ese grupo el 65 por ciento desaprueba el trabajo que está haciendo, según la encuesta.

El estudio también indica que los jóvenes afroamericanos, hispanos y asiáticos desaprueban el trabajo que Trump está haciendo.

GenForward informa que se trata de una encuesta a adultos de entre 18 y 30 años realizado por Black Youth Project de la Universidad de Chicago, junto con Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research.

Esta encuesta, la primera de su clase, presta especial atención a las voces de los jóvenes adultos de color, resaltando cómo influyen la raza y origen étnico en las opiniones de una nueva generación.

 

El índice de popularidad de Donald Trump está en un ‘mínimo récord’ para un nuevo presidente de EE.UU., indica una encuesta realizada por la compañía Gallup y publicada el domingo.

Conforme al estudio sólo el 37 por ciento de los estadounidenses aprueba la gestión del mandatario en el segundo mes de asumir el cargo.

Lewis, representante demócrata por el sureño estado de Georgia, dijo en enero que no ve a Trump como “un presidente legítimo” y acusó a Rusia de ayudarle a ser elegido derrumbando la candidatura de Hillary Clinton.

Las primeras cinco semanas de la Administración de Trump han estado marcadas por ataques repetidos contra los principales medios de comunicación de su país debido a sus informes negativos sobre el nuevo gobierno y por un receso legal cuando los tribunales bloquearon su veto antimigratorio a la entrada en EE.UU. de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

En los últimos meses, diferentes Estados y ciudades estadounidenses han sido escenario de masivas manifestaciones y concentraciones de protesta contra las políticas racistas, sexistas y xenófobas de su mandatario.

mep/ncl/rba

Commentarios