• Tropas estadounidenses desplegadas en Corea del Sur.
Publicada: viernes, 10 de febrero de 2017 10:40
Actualizada: viernes, 10 de febrero de 2017 21:11

Un comandante del Pentágono pide reforzar la capacidad de las tropas de EE.UU. desplegadas en Corea del Sur para enfrentar un eventual ataque contra Corea del Norte.

"Está muy claro en qué dirección está avanzando Kim Jong-un (líder norcoreano): tener un arsenal completo capaz de mantener a Estados Unidos en riesgo a efectos de la disuasión, pero también de la diplomacia coercitiva", declaró el jueves el comandante de las fuerzas estadounidenses en Corea del Sur, Vincent Brooks, citado por la emisora de radio KBS World.

Las declaraciones de Brooks se producen en reacción a las recientes amenazas de Pyongyang de lanzar un misil balístico intercontinental y por la cantidad de misiles, más de 1000, entre Musudan, Scud y Rodong, en los arsenales norcoreanos. 

Está muy claro en qué dirección está avanzando Kim Jong-un (líder norcoreano): tener un arsenal completo capaz de mantener a Estados Unidos en riesgo a efectos de la disuasión, pero también pde la diplomacia coercitiva", declaró el comandante de las fuerzas estadounidenses en Corea del Sur, Vincent Brooks, citado por la emisora de radio KBS World.

El comandante estadounidense propuso reforzar simultáneamente la red de defensa y la capacidad de ataque, ante posibles provocaciones norcoreanas, pues en caso de que uno de sus misiles alcance territorio surcoreano provocaría grandes pérdidas humanas.


Por su parte, el Ejército surcoreano ha realizado una reestructuración interna y ha creado un Centro de Respuesta contra armas de destrucción masiva, así como un cuartel general para coordinar estrategias de ataques preventivos; todas estas medidas para hacer frente a la amenaza nuclear de Pyongyang. 

EE.UU. tiene 28.500 efectivos militares estacionados de forma permanente en Corea del Sur y lleva a cabo numerosas maniobras militares con su aliado.

Seúl y Washington argumentan que su colaboración militaesr tiene como objetivo enfrentar la beligerancia de Pyongyang. En este sentido, el nuevo presidente de EE.UU., Donald Trump, y el presidente interino de Corea del Sur, Hwang Kyo-Ahn, se comprometieron el pasado mes de enero a “fortalecer” su capacidad conjunta de defensa.

Corea del Norte busca desarrollar armas atómicas, según sostiene, en defensa propia, si bien ha amenazado en reiteradas ocasiones con lanzar un ataque nuclear contra Corea del Sur y su aliado, Estados Unidos, si siguen las provocaciones como sus maniobras conjuntas o el despliegue de sistemas antimisiles THAAD en la península coreana.

mep/ncl/rba

Commentarios