• La asesora legal estadounidense Mary McLeod y el embajador de EE.UU. ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Keith Harper.
Publicada: domingo, 10 de mayo de 2015 18:31

El Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estudiará el historial de derechos humanos de Estados Unidos debido a los disturbios que ha vivido el país por la muerte de varios afroamericanos a mano de la policía.

Al respecto, se espera que el embajador del país ante el organismo, Keith Harper, y la asesora legal estadounidense Mary McLeod se enfrenten el lunes a una serie de preguntas en el llamado Examen Periódico Universal.

El debate público de medio día que tiene lugar cada cuatro años en la ciudad suiza de Ginebra, se centrará en un principio en la alta cifra de los casos en los que los policías blancos han matado a hombres afroamericanos desarmados, en los que se resalta el de Michael Brown, un joven de 18 años, quien fue abatido a tiros en 2014 en Ferguson, Misuri.

Protestas que siguieron la muerte de Brown en Ferguson, estado de Misuri.

 

El caso provocó protestas masivas en los Estados Unidos después de que un jurado en San Luis decidió no acusar al oficial por cargos de los que fue responsable. A este, se sumaron otros asesinatos de varios otros hombres negros desarmados por agentes de policía blancos en los últimos meses.

En casi todos estos casos, las decisiones de los jurados de abstenerse de presentar cargos contra los culpables, provocaron una cadena de protestas a gran escala en todo el país.

El último caso, la muerte de Freddie Gray, ocurrido el 19 de abril 2015, una semana después de que un policía le dañara gravemente en la médula, provocó protestas masivas contra la brutalidad de la policía. Esta vez, los disturbios no se quedaron en el lugar de los hechos, Baltimore, sino se expandieron a otras ciudades de Estados Unidos.

“Ahora, ha llegado el momento que EE.UU. que se considera a sí mismo como un campeón de los derechos humanos, responda ante el mundo”, dijo Yamil Dakwar, el titular de los derechos humanos en la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés).

El modo que la delegación de Estados Unidos elige para responder a las preguntas sobre este tema, agregó, podría marcar la última oportunidad para que el Gobierno del presidente Barack Obama pueda dejar un relativo respeto a los derechos humanos como legado.

Emigrantes indocumentados en un centro de detención en EE.UU.

 

Los diplomáticos de 193 países de la ONU también quieren plantear en esta sesión preguntas sobre el encarcelamiento de los inmigrantes indocumentados, sus condiciones de prisión, así como la existencia de pena de muerte en algunos estados del país norteamericano.

Otra cuestión, será la de los programas de espionaje masivo de Estados Unidos.

“Estados Unidos tiene pocos avances que mostrar por los muchos compromisos que asumió en su anterior Examen Periódico Universal”, dijo el director de Human Rights Watch (HRW) en Estados Unidos, Antonio Ginatta.

También en el orden del día se ha incorporado estudiar los registros estadounidenses en su llamada “guerra contra el terror”, incluyendo presuntas torturas de la CIA y el fracaso de Washington para cerrar la prisión de Guantánamo en Cuba.

ymc/ktg/mrk

Comentarios