• Presidente de EEUU, Barack Obama
Publicada: domingo, 5 de abril de 2015 12:17

El Observatorio de Derechos Humanos (HRW, por sus siglas en inglés) lanzó una campaña para instar al presidente estadounidense, Barack Obama, a iniciar una exhaustiva investigación criminal sobre las torturas de la CIA y otros serios abusos autorizados por el expresidente George W. Bush.

La campaña cristalizada en una petición en línea solicita a Obama utilizar todas las atribuciones en su poder para prevenir que Estados Unidos participe de nuevo en torturas y que los próximos Gobiernos de ese país no vean “la tortura como una opción política viable”.

De esta manera, recuerda las evidencias sobre “tortura y otros maltratos a numerosos detenidos bajo custodia de Estados Unidos después de los ataques del 11 de septiembre de 2001” y las técnicas de tortura utilizadas por de la Agencia Central de Inteligencia de EE. UU. (CIA, por sus siglas en inglés), entre otras.

La carta llama también al mandatario estadounidense a designar un fiscal especial que realice una investigación integral sobre el informe del Senado de Estados Unidos en el que se revelan los brutales métodos de la CIA para interrogar a sospechosos tras los atentados del 11 de septiembre.

Según HRW, entre estos métodos se encuentran los actos que autorizaron u ordenaron el uso de tortura u otras formas de coacción durante los interrogatorios, al denunciar que ni una sola alta autoridad estadounidense ha sido señalada hasta el momento por crímenes relacionados con la tortura.

 

En diciembre de 2014, el Senado de Estados Unidos divulgó un informe referente a los brutales métodos de la CIA tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, autorizados por la Administración del expresidente George W. Bush y el exvicepresidente de EE. UU. Dick Cheney.

Según el informe, de 525 páginas, las torturas y métodos de interrogación que se emplearon fueron “mucho peor” de lo admitido públicamente por la CIA.

El documento fue aprobado por el Comité de Inteligencia del Senado de Estados Unidos a finales de 2012 y su difusión al público fue autorizada en abril de 2014.

nas/ctl/msf

Comentarios