• El multimillonario estadounidense George Soros y la precandidata demócrata a la Presidencia de EE.UU., Hillary Clinton.
Publicada: martes, 24 de mayo de 2016 18:08

El gran contribuyente a la campaña presidencial de la demócrata estadounidense Hillary Clinton, George Soros, está vinculado a ataques terroristas en la antigua Checoslovaquia, en una época de atentados terroristas de bandera falsa.

Según un documento de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA, por sus siglas en inglés), fechado en febrero de 1987, el multimillonario estadounidense Soros habría financiado un ataque terrorista contra el gobierno comunista de la entonces Checoslovaquia.

El documento, estudiado por el periodista de investigación Wayne Madsen, desvela que Soros destinaba fondos a grupos opositores a gobiernos comunistas de la época, incluidos los grupos ‘prodemocracia’ como Carta 77.

De acuerdo con la nota, Carta 77, el primer núcleo de resistencia organizada contra el gobierno checoslovaco a finales de la década de 1980, recibía fondos por parte de Soros, quien ha financiado “actos terroristas de falsa bandera, (y ahora) es un importante contribuyente a la campaña de Hillary Clinton”.

El magnate, multimillonario, especulador financiero y filántropo estadounidense de origen húngaro George Soros.

 

Como indica la nota, Soros y entidades vinculadas con la CIA, como la Fundación Nacional para la Democracia de EE.UU. (NED, en inglés), patrocinaban una tercera parte de los fondos de la Fundación Carta 77.

“Los fondos estaban destinados a fortalecer a Carta 77 y a sus líderes, además de financiar actos de terrorismo en Checoslovaquia”, explica el periodista, para después citar al documento y detallar que grupos financiados por estos llevaron a cabo varios ataques terroristas en el territorio checoslovaco.

Grupos extremistas financiados por Soros y la NED “llevaron a cabo un ataque terrorista contra la sede del Partido Comunista de Checoslovaquia en Ceske Budejovice e intentaron otros atentados contra sedes del partido en otras ciudades”, prosigue.

Al final, el documento indica que el objetivo principal del ataque consistía en movilizar a la población checoslovaca, “generalmente apática”.

tas/anz/rba

Commentarios