• Citizenfour, documental que narra las revelaciones del exanalista de NSA, Edward Snowden
Publicada: lunes, 23 de febrero de 2015 9:33
Actualizada: domingo, 9 de abril de 2017 12:43

“Citizenfour”, un documental sobre Edward Snowden, exempleado de la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA, por sus siglas en inglés), ganó el domingo el óscar al mejor documental.

Snowden “reveló las amenazas a las que está expuesta nuestra democracia, no solo nuestra privacidad”, destacó Laura Poitras, documentalista y productora de “Citizenfour” al recibir el galardón.

El largometraje documental muestra la labor de Poitras, que trabajó con otros periodistas, para revelar los valiosos documentos clasificados de la NSA y de otros servicios de inteligencia estadounidenses filtrados por Snowden, actualmente refugiado en Moscú, capital rusa.

“Citizenfour” es el alias que utilizó Snowden para contactar por primera vez con Poitras y revelarle a ella, también a Glenn Greenwald y al periodista del británico ‘The Guardian’, Ewen MacAskill, los programas de vigilancia de EE.UU.

El documental muestra, sobre todo, las conversaciones que llevaron a cabo los mencionados reporteros con Edward Snowden en Hong Kong, desde donde revela la vigilancia del Gobierno estadounidense.

“Mi deseo es que este galardón dé fuerzas a otras personas para ver esta película y se inspiren con el mensaje de que ciudadanos normales, que trabajan juntos, pueden cambiar el mundo”.

“Mi deseo es que este galardón dé fuerzas a otras personas para ver esta película y se inspiren con el mensaje de que ciudadanos normales, que trabajan juntos, pueden cambiar el mundo”, declaró Snowden en un comunicado, al felicitar a la directora.

“Citizenfour” ha ganado además otros premios, por ejemplo: BAFTA, Alianza de Mujeres Periodistas de Cine y Premios Independent Spirit.

El 20 de mayo de 2013, Snowden viajó a Hong Kong, desde donde conmocionó al mundo filtrando documentos clasificados sobre programas globales de cibervigilancia a cargo de los servicios secretos de Estados Unidos y el Reino Unido.

Tras esta revelación, Snowden viajó a Moscú donde pasó varias semanas en la zona de tránsito del aeropuerto Sheremétievo hasta que en agosto obtuvo por un año asilo en Rusia. A partir del 1 de agosto de 2014, Rusia prorrogó por tres años más el permiso de residencia a Snowden, lo que le permitía desplazarse libremente por el territorio ruso, viajar al extranjero, e incluso optar a la nacionalidad rusa una vez transcurridos cinco años.

Sin embargo, la Justicia estadounidense imputa a Snowden delitos de espionaje, robo y transferencia no autorizada de propiedad gubernamental. Cada cargo presentado podría costarle al filtrador hasta 10 años de prisión, pero este exanalista de NSA se ha granjeado gran número de simpatizantes que lo consideran un “héroe”.

zss/nii/