• Partidarios del expresidente ecuatoriano Rafael Correa en una manifestación en Quito (capital de Ecuador), 3 de septiembre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 21 de octubre de 2020 9:52

El grupo político que lidera Rafael Correa promete “recuperar el Estado de derecho” y lograr un triunfo en los comicios de Ecuador, similar al del MAS en Bolivia.

El pasado 18 de octubre se realizó en Bolivia comicios generales. Luis Arce, candidato del Movimiento al Socialismo (MAS) a la Presidencia, ganó las elecciones en primera vuelta.

El retorno al poder del partido del depuesto mandatario Evo Morales, tras el golpe de Estado que le obligó a renunciar, parece haberse convertido en un modelo a seguir para otros países regionales, como Venezuela y Ecuador.

“En febrero, Ecuador volverá a la senda del progresismo, del Buen Vivir”, dijo la Revolución Ciudadana (RC) mediante un mensaje publicado el lunes en sus cuentas en las redes sociales.

La formación del expresidente ecuatoriano Rafael Correa, de este modo, ha asegurado que recuperará la democracia en Ecuador, si gana las venideras elecciones generales que se celebrarán en el país el 7 de febrero de 2021.

 

El triunfo del pueblo boliviano ratifica que, si caminamos por la senda de la democracia, la organización popular y el progresismo, recuperaremos el Estado de derecho y garantizaremos condiciones de vida dignas para nuestros países”, señala la agrupación politica.

La Revolución Ciudadana forma parte de la coalición Unión por la Esperanza (UNES), que impulsa la fórmula electoral formada por Andrés Arauz y Carlos Rabascall, para los venideros comicios en Ecuador.

Más en concreto, el candidato del Centro Democrático (CD) a la Presidencia, Andrés Arauz, consideró la victoria del MAS en las elecciones de Bolivia como una luz para su movimiento.

Correa, por su parte, celebró la elección de Luis Arce en los comicios bolivianos, como una muestra de que “el único fraude” que ocurrió en las anteriores elecciones de 2019 en este país fue el que cometió el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

De hecho, en el marco de la misión de observación de las elecciones presidenciales en Bolivia en 2019, la OEA publicó un desacertado informe preliminar de auditoría en el que afirmaba que Evo Morales, el entonces mandatario boliviano, no había conseguido los votos suficientes, por lo que maquinó un fraude.

tqi/ktg/krd/mjs